Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Crónica de la m o d a Qué simpático es el invierno. E L frío tiene sus ydetractores; pero no carece de amigos, j Son tan simpáticos estos días de frío intenso, cuando el cielo está azul y el sol brilla como en primavera! Decía una polaquita ilustre, que en Madrid no se puede estudiar porque el sol hace guiños a los estudiantes para oue cié rren los libros y salgan a disfrutar de sus i rayos luminosos. Para la gente del j, Norte, el sol es un es- tíninlo a la pereza; para íiosotros el cíeí lo alegre y la tierra nevada es un aliciente- 5 que por- igual nos in- duce a disfrutar de í los encantos del aire libre que los del proI pió hogar. El invierno en Ma- v. j drid nos brida tal va- riedad de panoramas y de temperaturas que no puede resultar monótono, sino por el contrario, extraordinariamente alegre. Cuando nieva, pensamos en la sierra, que se viste de blanco para recibir a las caravanas de patinadores; cuando el sol luce espléndido y la tem peratura desciende, se TRAJE CON PANTALÓN despierta el deseo de pasear a pie, luciendo elegante trotteur de lana gruesa, y si llueve, no hay que pensar más que; en las botas noruegas y en el impermeable forrado de lana a cuadros; muy chic ese conjunto, aunque excesivo en los países meridionales. Ahora nos trasladaremos a la sierra, donde la juventud practica los deportes de la nieve. El espectáculo es alegre; cuanto abarca la vista sería blanco si el sol no se complaciese en jugar con la superficie nevada, dándole variedad de tonos, y las muchachas DE PAÑO T CHAQUETA DE PUNTO COMBINADA CXJN CUERO. MODELO deportistas no pusieran notas de color brillante sobre la altura general, con sus trajes caprichosos. La primera impresión se modifica a medida que. uno se aproxima. Creímos qufe solamente eran muchachos los allí reunidos; pero era que chicos y chicas van vestidos de igual manera. El traje noruego impera, y nos parece lógico, por ser el más práctico y el más correcto, y también nos parece natural que la