Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pero no se trata ahora del artista que triunfa o que tjo triunfa; no se trata de él, del artista: se trata le nosotros, del público, de todos; del ambiente y el grado mental de un pueblo que consiente año tras año que pueda ocurrir lo que o c u r r e que nadie aprecie el valor y nadie acoja el valor y nadie pas; ue el valor que otros ven y acogen y pagan. Estamos a c o s t u t n braíios a decir a todas horas: ¡Ali, sí... en el extranjero... ¡ya lo creo... Aquí en España no hay nada... y quedamos tan tranquilos, y a veces hasta ufanos y engreídos, como si eso de España fueran otros y no fuera también el que habla. El que habla y se lamenta del atraso que achaca a su Esii) aña se cree que él por su parte no se encuentra en ese atraso por el hecho de quejarse y de saber que e. xiste en aquel atraso. Hasta llega casi el tal a enorgullecerse, porque sin duda piensa en su interior i Qué superioridad la mía, en esta España... Los demás son inferiores y víveit sin darse cuenta. Yo. en cambio, me la doy, porque no soy como ellos y le basta con sentirse excepcional. Pero, no; no basta; no basta; hay que hacer algo distinto y gritarlo a todas horas, porque España sornos todos y hay que echar menos en cara a os demás y vernos más nosotros ¿Son de madera diferente los humanos que viven en ese lugar que hemos dado en Ua MRS. CHAKI. BS r KKAJí (DETROIT) K TIIATO DR SA. NOHIS i 50