Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A A; 5 lín para asistir a la prueba de patrullas militares. La organización alemana y él espíritu alemán son una cosa admirable. Todo está concebido y previsto x aTa su exacta realización. Los cincuenta periodistas, especialmente invitados por el Comité de Organización, han recorrido gran parte de la Baviera meridional, cuya capital, Müncheii, tantos artísticos tesoros encierra. Hemos ascendido a la Zugspitze, cumbre la más alta dé los Aljpes tóvaros, a cuyos 2.964 metros se sube por un ferrocarril de cremallera y un teleférico, asombrosas ot ras dé ing- eniería de montaña, y donde cerca de los 3.000 metros de altitud se puede disfrutar de la comodidad de un hotel verdaderamente confortable, que ofrece refinamientos inconcebibles eiit e las nieves eternas que le rodean. En estos viajes hemos visitado los Arbéits- Lager de la región. Se trata de colonias así llamadas o campos de trabajo donde los jóvenes alemanes reciben instrucción militar y enseñanzas diversa útiles para la vida. Como estos establecimientos no son visitables más que con especialísimo permiso, juzgamos de interés una descripción de su funcionamiento. En toda Alemania se hallan repartidos estos campos de trabajo, tanto en regiones llanas como en terreno montañoso. í i í l í i f f íJS liste es d aspecto qiio ofrecou l s barratat unidas qne componen un Arbdt- ljaííer (Foti del mi mo autor. S l 3 v! í k-