Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARÍA PAZ MOLINERO E ta sí que es una auténtica- y verdadera niña. Y m u y bonita, por cierto. ¡Qaé compromiso! -exclama jovial y un poco chungona- ¿Qué quiere usted que le dig- a yo, señor mió, si no sé nada de esas cosas todavía? -i Vamos, señorita! ¿Teme usted, a c a s o que se enfade su Tiovio? ¿Mi novio? I A y n o! Si acaso, mi mamá. -Bueno, pues aígw tiene usted qué decirme. Si no h a y o t r o remedio, e s c r i b a usted. Deseo para marido un tipo de hombre c o m o Uzcudun: grande, poderoso, fuerte, inmenso. ¿Que para qué quiero semejante tipo de hombre? Pues para l u c h a r con él- -i porque como yo tengo tanta fuerza! y deshacerlo a la primera embestida. -M e parece muy bien. ¡A h! Y no d e j e usted de poner que quiero d i v e r t i r m e con él como si fuera un juguete, un tití, p o r ejemplo, o, y a que no p. u e d a ser una muñeca, c o m o si fuera un muñeco. -Escrito y r u b r i c a d o encantadora MariPaz. Juan det Sarto.