Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS, ARTES, CIENCIAS dispensaWe colaboración del químico y del especializado en la difícil técnica de la cocción. El nuevo académico de Bellas Artes Don Joaqtria Ezquerra del Bayo, cuyo ingreso en la Academia de Bellas Artes de San Fernando tiene lugar estos días, no necesita presentación, ya que su nombre es bien conocido de cuantos intervenimos en materias de Arte. Especializado en el arte del siglo XVIII y coinienzos del xijc, su labor no ha sido la del erudito seco que colecciona datos y más datos en voluminoso fichero. El saber de Ezquerra delBayo no es el saber del hombre que todo lo aprendió en los libros es el saber de quien interrogó sin descanso EL NDKVO ACADEMKX) DB BEIXAS ARTES, ILUSTRE a las cosas, y por ello CRITICO B HISTORIADOR DE ARTE, D. JOAQUÍN EZQUERRA DEl. BAYO fué cajJaz de hacer afortunadísimas reconstituciones, en las ue muerte del gran D. Francisco. Así surgieron, aparecían identifica: das la exactitud históri- con interesantes y capiosísimos datos, El ca y la sensibilidad delicada, exaltadora del Catálogo de la Colección de Miniaturas del momento reconstituido. I as Exposiciones Dtique de Alba, el de la Exposición de Abaorgariizadas y dirigidas por Ezquerra del nicos y otras publicaciones de gran interés. Bayo en los Salones de la Sociedad Española de Amigos del Arte fueron algo irreprochable, contribu- yendo a la d uración del gusto en Madrid, influyendo eficacísimamente sobre la alta sociedad y aun sobre los Museos nacionales, que m e j o r a r o n sus instalaciones, hasta hace algunos años tan deficien es. Bien compensada en Elzquerra del Bayo la investigación del documento y de la obra, y tras un laborar continuado formóse el especialista que mejor conoce el espíritu artístico de nuestro siglo XVIII. Su insaciable afán investigador Ikvóle al conocimiento de la historia privada de las familias más importantes de la Corte dieciochesca. Así nació su libro La duquesa de Alba v Gaya, la obra más original y documentada que apareció durante el c e n t e n a r i o de la AKANJ 0 EZ. LA CASA DEL LABRADOR. (FOTO RUIZ VKRNACCI)