Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL HOMBRE QUE CAPTABA EL GULP- STREAM El hombre que captaba el Qulf- Stream NOVELA, ORIGINAL DE GEORGES TOUDOUZE Traducida por José Campo Moreno Ilustraciones de Narciso (Continuación. I he soñado nada, ni se me ha olvidado nada; pero usted se envanece demasiado al afirmar que son cosa suya esos asombrosos fenómenos que usted, como los demás hombres, no puede explicarse. A esta incredulidad contesta un grito de rabia: -iQue no? ¡Si es mi Gran Obra que se está realizando! -i Me parece exagerada esa bravata! -i Quiere usted que para convencerle le precipite en el cataclismo que he preparado? -i Pero de veras, se figura usted que se ha apoderado del Gulf- Stream? -Apoderado, no; recuperado, puesto que me pertenece. No confundamos las palabras. ¿Quién le ha inspirado esa extravagante idea? -Un compatriota de usted, señor teniente de navio. Jouber, sorprendido, enmudece. El mejicano se sonríe y, con voz más tranquila, añade: -Si; uno de vuestros sabios, y de los más eminentes: Thoulet, catedrático en la Facultad de Ciencias de Nancy, que en su admirable obra acerca del océano escribe en la página 361 esto que me aprendí de memoria, como puede usted suponer: Si, como no es difícil creer, el incesante, trabajo de los corales interceptara el paso a la corriente del golfo cuando atraviesa la es -rechura de la Florida, y obligara a la masa de agua caliente a dirigirse más hacia el Sur, se transformaría del todo el equilibrio europeo. España y Marruecos se convertirían en hogueras, como el Senegal, en tanto que Francia e Inglaterra se enfriarían. Jouber se encoge de hombros. -Eso es una hipótesis de hombre de ciencia que calcula para un espacio de muchos siglos... y que se basa en una supuesta interminable labor de los seres infinitamente pequeños. -O que adivina el trabajo rápido de los hombres y las máquinas. -Mucho vamos a tener que esperar hasta que aparezca el autor de un proyecto formal. -En 1900, el norteamericano Slooper formuló un plan científico de desviación y captación del Gulf- Stream. -Fantasía de un lunático. -Y la muy seria revista Scientific American publicó el proyecto de ley presentado en 1912 al Senado norteamericano para la Méndez Bringa. N construcción de un dique de 75 a 150 metros de profundidad y 400 kilómetros de longitud, cuyo objeto había de ser impedir el paso del Gulf- Stream mar afuera de Terranova y encaminar sus aguas templadas hacia el litoral de los Estados Unidos. Oído esto, se calló Jouber, y, ante su mutismo, concluyó el mejicano, sonriéndose: -He dado realidad a la hipótesis del sabio francés Thoulet; he utilizado el plan del norteamericano Slooper, y he aprovechado, como soberano absoluto, para mi reino, el proyecto de ley republicano de los Estados Unidos. -Pero- -balbució el marino, confuso- las obras, los ingenieros, las máquinas... ¿cómo es posible que no las haya visto nadie, ni se haya sabido ni impedido nada? -Porque todavía no están los hombres acostumbrados a vivir constantemente en el fondo del mar; porqué mis obreros, discretos, callados, activos e irresistibles, han sido los mismos que tne propuso el catedrático Thoulet: los; corales... Obedeciendo mis órdenes, se pusieron a trabajar, cerraron el estrecho de la Florida desde el archipiélago coralino de los Cayos hasta el Sur de las tierras bajas y pantanosas de la península de Florida, y hasta Matanzas, al Norte de Cuba, mediante una pared de 250 kilómetros de longitud por 900 metros de profundidad máxima y 200 de espesor. Es, un muro muy resistente, como usted sabe, por haberse estrellado contra él su embarcación arrastrada por una de esas corrientes frías que ahora vienen del Norte. Jouber se aferra a una objeción finaL: -Se contradice usted a sí mismo; los corales necesitan siglos para construir el menor arrecife. -Su ex profesor de usted, el sabio Girol, se encargó de dar a los corales del canal de la Florida capacidades que no tienen los demás. El señor Girol es un gran químico y. un hombre discreto. Sin preocuparse de saber en qué le utilizaba yo, alimentó a mis corales con las substancias más endemoniadas que se pueden imaginar, y los buenos zoófitos empezaron a segregar abundantemente su producto calcáreo. En pocos días realizaron un trabajo de siglos. La muralla crecía a ojos vistas, y era blancuzca, en vez de tener su acostumbrado color, lo cual me parece bien, porque no me gustan las cosas encarnadas. Resultado de todo ello: el Gulf- Stream ha visto cortado su camino como si se hubiera cerrado una