Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
P. TRAS, ARTKS. CIIÍN CIAS OROVJ 3 Ocnrbi o BouLeirard en crepúsculo. Desde los rascacielos- -anzuelos de cemento para pescar estrellas- -derraman su lechosa luz cuadrada escaparates, cines y viviendas... i3 e pronto, desnudado de la funda de pieles de visón, donde se quema, un puñal de perfume abre a la calle- -claxons, tranvías, gentes que vocean- -la herida sensual, galante reto, (le una otoñal mujer... Su cloche negra recorta, lisa, la cansada frente... iiajo los largos hilos de las cejas íjriilan las negras brasas de los ojos! ¡ue subraya el carl ón de las ojeras y que, entre falsos arcos de pestañas, aún aperciben agiízadas flechas... Octubre, que aún provoca y no se rinde... ruta otoñal que a marchitarse empieza... (IJlpnjO OE ARraTO- TElX. EZ)