Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS, ARTES. CIBNGIAS ¿Fantasía o realidad? EL VIAJERO DESCONOCIDO ra encarcelada se me antojó vaho de term a salutífera para nú errático artriti not. Crucé p r entre mesas y vdadores to túneles daatstndes áá viejo c t ñ s c sin ad vertir nái ana cara amiga, si tMen algunas fnéronme cónoei i EaAtaámBaaaá sefücones harinosos d e ttna- gSxmáz mezóat de cacao y chocolate; vi a dcma Jtdita, s a r r i a perdmráble en la n x m n a de Clases p a r v a s aomipaibda. de SMS nietas. Tata, Teté y Totó, que n o é simttialKm. sa dtsga oe. Affi estaban tamihié et peidníano eaurea- os cQüociiHos en Pcanbo. En ei rincón de la vieja botiHeria, sabamerifr qae aromatizó de astañosies recuerdos el fervor gregaerianow Tarde norteña de lagrimeante Uavizna, semejaba Madrid en el anoclie r de aqoet premattiro c c io, raa ctHapQjtdana de brañidos encintados y baldeadas losetas. Busqué refugio para guarecerme, y attn jne no propenso a escondidas apartamieatos, aquel logar me ofreció la tregua deseada en el afán cotidianD. Erofwsjé ias mamparas de esmerilados crists s, y la densa atnáósfe- N