Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L 3 STRAS, ARTES, CIENCIAS Arte y artistas. DE LA VIDA A R T Í S T I C A DEL MOMENTO N el Círculo de Bellas Artes se inaugura! a temporada de Exposiciones con una copiosa colección de obras de pintura, escultura y grabado destinadas a ¡a venta. Entre lo exhibido hay muchas conocidas que figuraron en Exposiciones generales o particulares. El mercado de obras de arte moderno adolece en todo el mundo de una superproducción tan excesiva- -en algunas naciones monstruosa- que sobrepasa enormemente la capacidad adquisitiva de los públicos interesados. De otra parte, el estado caótico que representa la lucha enconada dé taidencias tan diversas y en muchos casos tan imprecisas, ha producido en las gentes una desorientación que ahuyenta todo interés de compra. Limitando el comentario a España, digamos que ni ha sido ni es país en que E abunden los coleccionistas. El arte se ha to- mado como especulación financiera, y sólo en muy contados casos como mecenazgo o como satisfácelo estética. El Estado tampoco ha sido generoso co i los artistas. Más bien se aprovechó de su prestigio luciéndolo en tierras extranjeras con un sentido de paternidad que no le corresptmdía. El artista español estuvo siempre abandonado de la protección oficial, y cuando algunas veces parece obtenerla, no logra otia cosa que un préstamo usurario. La vida de nuestros artistas se ha de desenvolver forzosaiTicnte acompañada de una serie ininterrumpida de luchas para resolver el cada vez más duro problema dfe la venta de las obras. Consiguientemente, su independencia estética aparece anulada. El artista, en vez de producir sinceramente, de acuerdo con sus anhelos más íntimos. IOSB EAMON ZARAGOZA. AM- AKEKO