Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA MUJER Y LA CASA TEMAS F E M E N I N O S Mujeres de Cataluña ARCELO. A puerto abierto sobre un mar que baña, idealmente, todas las costas del espíritu de Europa. Y en el faro, junto a la gruesa linterna que recibe los rayos de todas las luces y despide su propia y potentísima luz, otra linterna, pequeña aún por el tamaño, pero tan intensa, que, una vez divisada, ya no es posible substraerse a su claridad: la obra de arte y de cultura de la mujer catalana. La precocidad genial: María Teresa Vernet. Toda una mujer descrita por una mujer dijo Püig y Ferreter al aparecer Eulalia, la novela grande de esta niña que apenas puede aún llamarse una mujer. ¡Y es su tercer novela publicada! ¡Y junto con ella ha publicado un libro de versos que la ha consagrado como uno de los primeros líricos de la Cataluña de hoy! ¿Intuición? Acierto? Pero la profundidad de pensamiento no puede ser nunca acierto casual. Ni la agudeza psicológica. Ni la perfección- -claridad y ritmo- -de la forma. MARÍA TERESA VERXET NOVELISTA No nos dé miedo la palabra; firmemente estampemos el calificativo genial ante el nombre- -por precoz aún no universalmente La ternura inte ectualiconocido- -de María Teresa Vernet. zada: Genoveva Puig. B Y POETISA GHNOVEVA PUIG, COMPOSITORA Todos los clásicos, encabezados por la devoción fervorosa iiacia Haendel; todos los más modernos, orientados por la afectuosa camaradería con Pahissa. La existencia cotidiana dividida en dos partes: una, de labor anónima (ganarás el pan con la rebeldía de tu espíritu) otra, de ensueño de creación. Una figura menuda, quebradiza, con gestos lentos y flexibles de caricia, ojos que se diría- -como los de los monjes artistas del medioevo- -estar viendo constantemente éxtasis de paraíso y una voz que se diría no poder pronunciar sino palabras de suavidad y de ternura... Y la obra que surge segura, sin interrupción y sin vacilaciones, bandera enarbolada para romper moldes cómodos de inspiración fácil. Porque lo popular no tiene su valor sino en su brote espontáneo, y utilizarlo con vestimentas de guardarropía es una impostura. Y Genoveva Puig, caminando por el sendero más difícil y naciendo en él figura de revolucionaria ¡ella, tan pausada, tan dulcemente recogida y aquietada! va dando esas obras de interés primordial que se llaman Sonoridades del Pirineo, Aria para piano y violoncelo, Canciones...