Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GRAN MUNDO Yo. -Francamente guapa. ELLA. -Pero ¿con franqueza de, cronista de sociedad? Yo. -No. Con franqueza particular y de la más... franca. Guapa, con buena figura y muy bien vestida. ÉLLA. Decididamente, no es usted murmurador. Yo. -No, soy sincero. Esto aparte, hubo también las consecuentes ceremonias nupciales. La primera de esta semana correspondió a la iglesia de los Jerónimos. Los protagonistas se llaman la señorita Teresa Pérez Díaz de Jáuregui y D. Octavio Alonso de C elis Olazabal. Otra boda, ocurrida en San Sebastián, es la de la señorita de Azqueta con el diplomático Sr. Aguiñaga. Por último, en la iglesia de la Concepción se ha celebrado el matrimonio de la señorita Elsa Anduaga con el vicesecretario del Banco de España, D. Francisco de Belda y Méndez de San Julián, hijo del subgobernador primero de dicha entidad bancaria y de la marquesa de Cabra. ELLA. -id Se puede hablar del tiempo? No como recurso de vulgaridad, sino como realidad del instante. ¡Qué tiempo, iba yo a exclamar al principio de nuestra conversación! Con un tiempo así dan ganas de hacer locuras. Yo. ¡Señorita! ELLA. -No se alarme usted. Me refería a las locuras permitidas: salir, bailar, querer... hasta casarse. Yo. ¡Ah, vamos! Me tranquiliza usted. LA SEÑORITA DE PÉREZ DÍAZ T El. SR. ALONSO DE CELIS. (FOTO V. MURO) LA SEÑORITA DE AZQUETA Y EL SR. AGUIÑAGA, (FOTO PHOTO- CARTE)