Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESPECTÁCULOS MEMORIAS DE SESENTA AÑOS Estrenos e Intérpretes en 1891 y 1892, Apolo, Manolo Roa ñ o s p a r a é dríguez, alcanzó un Apolo los de de señaladísimo triunfo 1891 y 1892; en ellos haciendo el Comense estrenan obras de dador. EH número de gran é x i t o de los salida de éste, las comaestros B a r b i e r i plas c o r e a d a s que C a b a l l e r o Chapí, cantaba R i q u e l m e Chueca y Valverde también muy ajustay Marqués. Y pasedo a su papel, y el mos a ocuparnos de t e r c e t o que interellos por orden alfapretaban dichos acbético de autores. tores y Luisa Campos, f u e r o n repetiDon F r a n c i s c o dos. La obra se hizo Asenjo Barbieri, el c e n t e n a r i a en el gran músico español, cartel. el maestro seguidilla, como a sí mismo se La revista, primer l l a m a b a el ú n i c o libreto de z a r z u e l a compositor que hasde M i g u e l Echegata el presente ha ocuray y primera obra pado un sillón en la en q u e colaboraron Real Academia de la los que después alLengua, da al públicanzaron juntos éxico su última productos tan r e s o n a n t e s ciónj si no recuerdo como La vie jecita. mal, la noche del 6 El dúo de la Africade mayo de iBgi, en na y Gigantes y cael teatro de Apolo. bezudos, es, por deTrátase de un sainecirlo así, un juguete te de Ricardo de la cómico, que no tieVega, con el que ya ne r e a 1 m e nte más había colaborado en que una s i t u a c i ó n varias obras, que llemusical, o sea un núva por título El semero combinado de ÉPOCA SE ñor Luis, el tumbón. D. CARLOS ARNICHES EN LA (POTO A OQUEA Ñ T) R E o r q u e s t a y banda, FIERE ESTE ARTICUIXl. C MP que causó gran efecQué e x p e c t a c i ó n no produciría el anuncio del estreno, que to. Estrenaron la obra Leocadia Alba, Joayo hube de comprar una butaca para pre- quina Pino, Rodríguez, Mesejo (E. Riquelsenciarlo, por habérsele olvidado a mis ami- me y San Juan. gos los empresarios de Apolo reservarme Otras dos obras estrenó Chapí: Las camuna, como de costumbre, y me costó cinco panadas (13 mayo 1892) y La Czarina (8 Ocpesetas lo que valía entonces 0,75. i Y eso tubre 92) libró aquélla de Arniches y Luque los revendedores eran también amigos cío y de Estremera ésta, míos! Cara resultó, ciertamente, la localiEn Las campanadas sobresalió el preciodad; mas no me arrepentí delgasto. Me pa- so coro de vendimiadores, que puede conrecieron admirables, y conmigo al público siderarse como un modelo en su género, y todo, libro, música e interpretación. Repitió- valió una prolongada ovación a su insigne ronse varios números de la partitura, nos autor. reímos con las graciosas escenas en que inLa Czarina, que, para mi humilde opítervienen tipos madrileños arrancados del nión, es una de las más bonitas partituras natural y apreciamos debidamente la labor del maestro, le pareció de perlas al réspede las dos Alba, la Campos, la Vidal, la Sal- table, que a la terminación de cada número vador, los dos Mesejo y Manolo Rodríguez, hubo de llamar insistentemente al músico Por cierto que Irene Alba, a la que por su para otorgarle sus aplausos. En el ensayo edad no le correspondía más que represen- general de esta obra estuvo a punto de quitar tipos de dama joven, hizo uno de ca- tarse uno de los números más celebrados: racterística y estuvo admirable. el que canta el tenor cómico con el coro Caballero estrenó dos obras: Los apare- de señoras; pero, al fin, prevaleció el buen cidos (23 de febrero de 1892) y La revista criterio, y lo- que algunos estimaron que (18 Junio 92) Los aparecidos es una gra- podía pesar en la obra fué lo que motivó ciosa zarzuela de Arniches y Lucio, en la la primera llamarada de entusiasmo en los que el excelente primer actor y director de espectadores. Joaquina Pino, en la plenitud AGNÍFICOS) S M