Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LK- I- RAS, MíTKS, CmCSCÍAS reloj. Una noche que parece de lioy mismo, y es de ayer. Hora ma, sfa, hora de misterio, que ha recogido el trasnocheo de muchas vidas y el latir de infinitos acontecimientos. ¡J os relojes j arados... ¡Los relojes mudos... ¿Se ha suspendido la marcha tie! engranaje humano? iS ¡o. Bajo eso. s relojes p o p u l a r e s tlisctirren los tipos niadrileñisimos de todos los tlías. La misma mano que detuvo las a g u j a s p u s o en marcha las de otros relojes modernos para segiur contindo ios minutos que pasan y que no vuelven; antes al contrai lo, nos empujan, íjos precipitan hacia ei más allá. íil reloj de la L uiíeisidad dice a los estudiantes ei i ecuerdo de horas felices, de momentos iiitrancjuilos, de! instaute vcniaioso en que abandonaron la aulas Rl de Palacio j) uede contal amenamente. una a una. ¡as jj- i inas más intimas íle la Historia. Ll del Banco de Espaíifi. igual ¡ue el de l,i Boisa, pr 5 voca la zozobra de Hegai tarde i realizar una opeí ación económica. -Cuánto no diia a los presos ei de la Cáiccl odelo. obie todo si aquéllos cuentan lo niinu- i Kl, J 5 K SOI- K XJA. ICI- USIA DE S- i? MABTJX, KN LA CALLE r l I, -DKSKXGAÑO, 2. ICl, i F- í, CAf; CElSIODEl- O, IJÍXTO, D) KASI. a: 0 I E T 0 PAR. A QUIKX DHSOB D Ü N T R O KSJ- I: 1 JA SITS aOIÍAS...