Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS, ARTES, CIENCIAS geles, Instituto del P i l a r Central de Teléfonos, -Catedral y Gobernación, el más popular de todos desde 1866. En la esquina de la plaza del Ángel y calle de San Sebastián hemos visto, h a s t a hace muy poco tiempo, uno de los relojes más clásicos de Madrid. Recientemente, una mano habilidosa detuvo las agujas en las d o c e en punto. Después fué desmontado para su arreglo. En definitiva, se substituyó con otro inás pequeño. Detúvo- se, como se detuvo también, el de la Equitativa, y el del Monte de Piedad, y el del teatro del Centro. ¡Los relojes parados! He aquí una hora fija que se prolonga más y más en el correr del tiempo, como si se hubieran detenido a la vez los resortes de la creación. ¿Esa hora señala un instante del día o de la noche? 1, EL DE L EQUITATIVA. 2, EL FA. MOSISIMO Seguramcntc, dc la noche, noches legendaA DE cANSEco. 3, EL DEL AYDNTAMiE. vTo rías, SÍ consíderamos el historial de cada