Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
T. ETRAS, ARTES, CIKNCIAS BIOMBO DE CUATRO HOJAS, KKTILO MODERNO, POH JOSÉ I APAYESIJ b r e de efecto, d a n d o ¡a. sensación de cosa desinteg raiía, sin enlace. J o s é Lapayese doni! a portentos. anie: te el oficio y la técnica d e los ííuadaniaciies, poseyendo la difícil emoción de lo antiguo. Aig ún ensayo de composición decorativa m o d e r n a h a sido a f o r t u n a d o Cuenta, pues, con sobradas condiciones p a r a intentar, con é x i to, definirse como hombre de su raza y de su tiempo, convirtiéndose en j e f e de u n renacimiento de! a g- nadanuaciiería, poniéndola a tono con la sensibilidad modeni; i. Como elemento poético y evocador de la g e. st. a colombina, va a permanecer anclada en Sevilla una notabilísima reconstitución hipotética de la eioriosa Santa María, hecha, como ya dijimos en estas páginas, por el capitán de corbeta y excelente arqueólogo) naval D. J u l i o Ciuülén. lista nave, de tan emocionante recuerdo para los americanos que visiten la Exposición de Sevilla, no es pieza m u e r t a de Museo, lis algo que vive y navega sin m á s elementos impulsores ue los propio. si Como en io. s dias colonil) inos, habrá de encomendarse a la benevolencia de IColo, que, una- s veces soplará con excesiva fuerza, y otras descansará, con insistencia r a y a na, en deplorable h jlgazanería. l) es e ádiz, en cüvos astilleros nació, emprenderá la Santa María r u m b o a Sevilla, y allí podrá ser visitada. Hajo el mando de su comand. -uite, Sr, (iuillén, y de varios subalternos, cuyos apellidos coinciden con los de oficiales c 5lo nibinos- -t inzón. Solis, etc. la nave será museo flotante, en f l ue so ha copiado con t ran escr- apiilosidad riiobíiiano. indunicniaria y hasta costumbres niarítimas de la época. L e a n d r o O r o z el certero dibujante y notalile aíru- iíortista, yrabó reciei! t; -nieme con e. xtraoixiinaria fortun. a una plancha de grandes dimensiones, interpretando el rema de la Santíj María en. plena navegación. íin obra, Oroz consiguió nn sentido dinámico de gran efecto. Un hábil manejo de! entra! ado iirodujo un bello claroscuro. Cuando el riemí) con- su voracidad inifilacabie. ha a consuniid la pecjueña nave, quedará testimonio de su efímero paso i, or las aguas del Guadalquivir, en esta fina a. guafucrtc, más veraz en cuanto a impresión sentimental ¡ue u n a exacta. fotografía, en cuya exactitud radicaría la m u e r t e de todo interés. Tíxi osrctó. v CASTKDO. -Otro i n t o x i c a d o por lecturas y por la contemplación de obras de ti o l li í Vivaiii. Lo primero ue hace falt; para pre. sentar. se C inio revolucionario di -no de atención es contar con un i r