Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS, ARTES, CIENCIAS floreció antiguamente en España, y que de resente los guadamaciles de Inglaterra y de Venecia son los más apreciados Nuestros viejos guadamacileros, de Córdoba, Valladolid, Sevilla, Ciudad Real, Barcelona, Ciudad Rodrigo y otras poblaciones españolas dieron a España honra y provecho abundantes, exportando sus. obras a los más lejanos países, en los que aún se conservan huellas. En el Museo Plantin Moretus, de Amberes, subsisten habitaciones- de. aire grave y señorial, con sus paredes tapizadas con bandas- de guadamaciles españoles del más bello efecto dccoiatuo. En cuadros de pintores flamencos y holandeses es frecuente contemplar ricos fondos de cuero labrado español. EJ desprecio de los oficios considerados como v i l e s favoreció la emigración de ésta y de otras industrias. Recuerdo a tal propó sito lo q u e cuenta un a u t o r i t a l i a n o del sig l o XVII- -Leonardo Fioravanti- diciendo que de España se llevó este arte a Ñapóles, sobresaliendo Pedro P a blo Mayorano, que en aquella ciudad pro- pagó con mucho acierto esta enseñanza, que transmigró a, Venecia, al resto de Italia y a Francia. Historia triste, como tantas otras nuestras, ésta de la antigua y rica guadamacilería hispana... La copiosa Exposición de obras de Lapayese sugiere esperanzas de retorno a un cultivo intenso de la guadamacilería. Este artista exhibe dos clases de obras. Unas- -las más- imitaciones fieles de lo antiguo; verdaderas falsificaciones, muy difíciles de distinguir. Otras, en escaso número, interpretaciones de m o t i v o s ciccorativo modernos. Como tipo de este último grupo citemos un biombo (número 6o del catálogo) cuyo tema decorativo de barcos y aves acuáticas s o b r e u n m a r de claros tonos, estilizado con gran fortuna, es tal vez lo m á s interesante de la Exposición, E n cambió, la obra d e s c r i t a- en el catálogo como Cuero decorado con el arco Iris, y varios motivos estilisados, resulta p o- CAMA fXlRHADA DE CUBRO REPUJADO Y PO 1 A 0 ROUAXSO, CON NIÑOS Y FLOROS, Y ARCON POHBADO DE CUattO TIPO ABABE, POR JOSÉ LAPAYES