Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GRAN MUNDO CRÓNICAS DE SOCIEDAD Lo S u b r a y a d o en la Seman M RS. H a r r y P a y n e Whitney está en el comedor de la Embajada de los Estados Unidos de Norteamérica. F r e n t e a ella, Mrs. Hammond, la embajadora, juega a la dueña de casa, y va añadiendo a las tazas de té que le presenta el criado un poco del agua que hierve en la gran bomlloire de plata. Mrs. Harry, alta, delgada, vestida de un negro brillante, tiene delante de ella toda una colección de fotograíías. Pertenecen éstas al monumento de Colón, que ha de inaugurarse hov en Huelva, y del que Mrs. Harry Paney Whitney es autora y donante. Rodea a la ilustre escultora un grupo de hombres de letras, de periodistas. Esta habla y se expresa en un francés puro. -Yo he querido dar a mi monumento -dice- -un carácter simbólico. El monumento a Colón no representa, pues, a Colón corporalmente. Representa la figura de un navegante, que mira con ojos visionarios hacia Oeste, h a c i a d o n d e debió mirar también el i n s i g n e descubridor, cuando presentía América, Alguien interrumpe a la dama: LA SEÑORITA DE ESCORIAZA T EL SR. GARCÍA DE LOS SALMONES (FOTO V. MURO) EL SR. GUI- LARAHS. XUEVO MINISTRO l LENIPOTENCIARIO DEL BRASIL -Perdone usted, señora- -declara- Pero me parece advertir que su obra, vista de lejos, tiene forma de cruz. -En efecto. Otro símbolo. El de los Reyes Católicos. Isabel y Fernando, al ayudar a Cristóbal Colón en sus desvelos, no fueron impulsados por un turbio afán de conquista. Fué al pensar en la cruz del Cristianismo, que hubieran querido llevar, como llevaron, más allá de los mares. En la capillita interior que existe al pie del monumento yo he puesto el retrato escultórico de los católicos Reyes. Estas estatuas ya son retratos, repit o L a misma capilla, en bajo relieve, muestra la única carta de que disponía Colón al iniciar su ruta, los nombres de las carabelas que formaban la expedición y el de todos los tripulantes que la componían. Elogios españoles que recibe modestamente la dama americana artista y filántropa ilustre. España sonreirá mañana satisfecha V agradecida al bello gesto, por este monu-