Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E S P E C T Á C U L O S una g- ran producción c i n e m a t o g r á f i c a se tratara. Pero, en general, el film documental q u e dó reducido a bandas cortas de educación física o de lecciones de Historia natural c o n destino a las escuelas y grupos c u l t u r a l e s Cuando estas películas se pasaban en salas de espectáculo, el público las veía aburrido o llegaba en o c a s i o n e s a manifestar su malhumor con protestas y rechiflas. Vino después el film de viajes, en que siniplemente se daba la visión de una ciudad o región reputada como fotogénica o el desarrollo de una industria o fabricación de objetos curiosos. En la mayor p a r t e de los cinematógrafos de París solía comenzar el espectáculo con una de estas cintas. Y el buen público se daba poca prisa en acudir a la sesión, exclamando: Llegaremos a tiempo; c o m i e n z a p o r u n film d o c u mental. Reconozcamois q u e fueron los americanos quienes se dieron cuenta de la extraordinaria fuerza que este geUNA ESCENA DE LA PELÍCULA ALEMANA LA MODELO DE MONTPAKNASSE n e r o cinematográfico EN LA QUE ACTÚAN IGO SYM T MARIELTO MILLUBR. (FOTO ORTIZ) obtendría si a él se exposición detallada de diferentes activi- uniera algo de acción novelesca o, al menos, dades sociales. ¿Pero es esto el fihn docu- figuras en torno a las cuales girase la exposición documental. mental? Así pudo obtener un éxito sin precedenHubo un tiempo en aue sobre este aspecto del cinematógrafo existió alguna con- tes, Nanouk con el esquimal, que pudiérafu -ión. Se consideraba documental la pe- mos citar como modelo del género. Y, relícula económica, que servía de aprendiza- cientemente, el maravilloso Chang, film, con je a los operadores, y en la que no inter- el que la P aramount ha logrado uno de sus venían para nada actores q ie, por su ac- más grandes triunfos. En la sala Max Linder se ha proyectado tuación, cobran grandes cantidades y constituyen en ocasiones una de las partidas recientemente una película titulada Perdidos el Polo, que parece ser la obra maestra más considerables del presupuesto. Así aprovechábanse diferentes hechos de del género. Inspirada en la búsqueda freía actualidad para llevar a cabo estas pelí- cuente de aviadores y expediciones aéreas culas. Un ejemplo pudiera ser La expedi- perdidas, es un motivo para hacer desClar ción del capitán Scots al Polo Sitr, que lo- por el lienzo la vida de las regiones polagró! -ran aceptación. En 1915 presentóse en res, la parte del planeta menos explorada y el Vaudeville parisiense una película docu- conocida. La curiosidad del público, penmental sobre operaciones militares en los diente de los bellos episodios a que da lugar Alpes italianos, que también logró cauti- el recorrido sobre la pista de los desaparevar la atención de las gentes, como si de oidos exploradores, alcanza momentos de