Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L E T R A S ART 1 ÍÍ 5. CIKNVÍAS Estampas andaluzas. LA Las f o r a s t e r a s BARCA DEL GENIL C AMiN. iiA í entre olivares, i. neüitdr: idus (It chumberas y áloes secos, cácuchaiido el nnijor brotico de las noriaií y el cántico ik la j ciga- rras. Delante, pensativa y íientil, iha Lcrc agitando un ramo de oliva como si agrilaM: tina carraca. l- ui. -go. recio y mcnihrudü, a las espalda: uiiba 3 manos y el sombrero entre ellas, seíiu a don Antonio, d mayorazgo- -singular amalKania de mor: i.li sta y cpíenreo- y detrás, cncliiclieando su malicias, las forasteras dp Madi id- -líovLiíOf Julia y Salomt- Iitnno íi y lozanaí en? vi niddurcc opulenta. Sonaron voces de ífis lre: i maridos, que se apresuraban jadcanies, con loa piiñnclos en las m ino i cnine ándnííc el sudor. ¡Eh! E l i! Nij c o n e d taiiiu. Se detuvieron a eaperarlos, Y. y; i -c JLprosiinaban, dun Antonio, aludiendo i su eansauciiJ, lar ó un: i de sus senlenda En os nidos de i. ntaño, no hay pájaroi hogaño, -Nn estás tu mal pájaro- -cuínemó, brumeando, Julia. De repente f. eré d ¡ó uu rjto triunfal. ¡La barca. Y a se ve la barca 1 Todos nnranm por entre Ion álamos pompiJiíUjT. Eu la oHlla de enírente, junio a una choza, divisaron j rupos de eanípesinos v dr bestias. Una barca, de tablar viajas, levantaba su palo únieo en la proa y nio traba en la popa, tallado toscamente a navaja, un mascarón grotescamente prínniivo. Las fii ratitera? percibifin el confuso rumor de lo