Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS, ARTES. CIENCIAS Grisantemos. PASADOS MAS DE T R E I N T A AÑOS I doloi no tiene expresión. No puede tenerla. Es un hondo y recog- ido silencio que ha dejado mis potencias absortas, enmudéoidas, como si en luminoso día se hubiera producido un eclipse de sol y se anticipara ia noche al tenderse sobre la Naturaleza sin luz, enitre la consternada y aturdida impresión de ías avecillas volando sin rumbo. Me faltan en estos momentos la serenidad y el rqioso necesarios para acercarme a la gran figura del Desaparecido y hablar de eáia abarcándola en cuanto fué y representó en la vida del periodismo español. En mi mente, poblada de recuerdos, con encadenado trajín, su muerte lo llena todo en esta noche del espíritu, y sólo é dejar hablar a mi desconsuelo. Plumas mejor tajadas que la mía se han manifestado, en d c i o de la obra vitail y transformadora de D. Torcuato Luca de Tena, oue ocupó por entero todas las energías j actividades de este gran español, cuya más meciada divisa fué el amor a la Patria. Por elia, por su; etialíecimiento, trabajó siempre. No tuvo otro orgullo. En las fiestas organizadas en esta casa para, atender y agasajar a ilustres huéspedes del extranjero, la hidalga cortesía de su acogimiento sabía M mostrarse, con las g las de su señorío y de su donaire andaluz, entre férvidas admiraciones por lo nuestro. Hasta el último trance de su vida, su preferente atención ha estado dedicada a las dos grandes manifestaciones del arte y de la industria nacionales, que van a resumirse en las Exjjosiciones de Sevilla y Barcelona. Aún en el postrer instante de su existencia, nuestro llorado muerto pensaba ilusionado en trasladarse a su Sevilla. Su espíritu, prodigio de energía y de voluntad, no ha tenido un punto de flaqueza. La llama de su vida se apagó súbitamente en la repentina obscuridad de la noche eterna. Si su muerte es un gran dolor para todos. ¿qué no significará para mí, que tantos años estuve junto a él? Con él se fueron afanes, luchas, esperanzas y alegrías, lo mejor de mí vida, que como modesta ofrenda quedaron enterrados en la soledad de una cripta. Todo acabó, menos mi gratitud, palabra que no todos escriben sin violencia, pero que yo estampo aquí con toda lealtad. Luis Gabaídón. (DIBCJO DB BEKrNGOIM)