Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E S P E C T Á C U L O S todos- fior un instante de amor- -puro y abnegado. Voladura de la flota pirata... Sobre el cañamazo histórico- -la gesta del atamán Stenka Razin en rebelión, al frente de sus cosacos, contra el Zar, en el siglo xvii sugeridora de infinidad de poemas e inspiradora del sinfónico de Glauzunof- unas filigranas de leyendas y de fantasía, muy sobrias, las necesarias para engarzar aquel realismo neto... No es posible resumir en unas breves líneas la grandiosidad, en su sencillez aug u s t a de esta película, en cuanto al asunto. Mucho menos ha de serlo en lo tocants a la técnica, que culmina en la interpretación, a cargo de un elenco en el cual todos los elementos son, cada uno por sí solo, un genial actor. Entre todos destaca, con eminencia sobremanera excepcional, H. D. von Schletüw. Su figura arrogante su rostro expresivo, rico en matices; sus actitudes de gallardía arriscada, de impavidez fría, de ternura íntima, de ironía sutil, son coadyuvantes al éxito triunfal de UNA BUENA FOTOGRAFÍA DE LA DESDICHADA PELÍCULA CARMEN esta grandiosa película. Completa la interpretación el trabajo de Lilian Davís... Los am- ores de Carmen. -Una versión, más o menos libre, de la libérrima y arbitraria creación literaria de Merimée es esta película grotesca, cuya edición fuera de España no puede sorprendernos. La sorpresa dolorida debemos circunscribirla al hecho de que una Empresa española acoja y proyecte el esperpento, que, por lo demás, en el pecado llevó la penitencia: el público del estreno- -en casi todo momento con justicia y siempre dando pruebas de buen gusto y de dignidad- -protestó contra el eng endro, al que ni siquiera salva, desde el punto de vista espectacular, la interpretación por Dolores del Río, que en esta película se muestra atolondrada, sin sentido de la medida, presa de la risible obsesión de la españolada. No vale la pena de mayor atención el desdichado y censurable rodaje de esta cinta. LUCIMIENTO DE DOLORES DEL RIO EK LOS AMORES DE CARMEN Luis de Galinsoga.