Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETPÍAS. ARTES, CIENCIAS B a t a v i a o sea a la de 1,55, am. hora de Nueva York. Nuestra comitiva, -q u e consta de diez personas, hará estudios fotográficos y espeotroscópicos de la corona solar durante los cinco minutos y cinco segimdos que durará el obsc u r e c i m i e n t o del astro central, y nuestras investig aciones nos permiten asegurar que e! n el paraje que hemos elea ido el eclipse será mucho más proionsrado que visto desde cualquier otro la ar. Investigaciones ficas. ¿Qué es lo que la As- MR. JOHN A. FULLEE, AÜTOK UEL PRBSBNtronomia y la Ciencia en ra ARTICULO, DIRECTOR DEL OBSERVATOgeneral quieren descubrir itIO ASTRONÓMICO DE SWARTHMORB cientí- los viejos sistemas de laboratorio, y la misión expresó al presidente VVilson que la más valiosa contribución que los Estados Unidos podían prestar a Ja causa de los aliados era la c a n t i d a d d e aquél que manaba espontáneo de nuestros pozos de Oklahoma. Este gas es tan ligero, que su empleo es de enorme valor en la flotabilidad de los dirigibles. Hoy se t o m a de las mismas fuentes, y el coste de su explotación, que aún ha de bajar, se ha reducido a seis centavos por pie cúbico. Otros fines de la expedición. ¿Quién puede p r e d e acerca de la corona solar? cir lo que el m i s t e r i o Se quiere saber, entre otras cosas, la cons- so elemento del corommn significará para la titución química de su composición, cuál es civilización una vez que sea descubierto en su extensión sobre la superficie del sol, sus a tierra? Tal vez podamos producirlo, relaciones con las manchas solares, su pro- Nuestros estudios del heüiimt nos han dado mmencia y su forma siempre cambiante y, ya una nueva visión sobre la naturaleza del sobre todo, su origen. átomo. Sin duda, cuando se ahonden las inSabemos unica. mente, aunque con bastan- vestigaciones sobre el coronium, la Ciencia te certeza, que el interior de la corona- -aque- agregará un nuevo capitulo a la historia del lia iparte que está mas cerca de la superficie Universo. del sol- -está principalmente constituida por Utio de los principales proWemas de nuespartículas en licuefacción que brillan con t, -a expedición será también el de investiluz propia. Es probable que estén mezcladas jr r, hasta donde sea posible, si la corona con gases o con otros organismos no lumi- 1 tiene movimiento, y la naturaleza v nosos de por si; pero detras de la corona eausa del mismo. Para este propósito nuesexisten también ciertos gases de baja pre- tras fotograf: as estereoscópicas serán coms sión, 1 u í 3 T elementos paradas con aquellas que se tomen, una hora qur mezclados con otros jl lf Tf sólo brillan por la acción refleja del mis y cuarto más tarde, por el Observatorio Namo sol. val de Filipinas. Nuestros trabajos serán de Con respecto a el hecho más interesante también confrontados y loslos que verifiquen la corona solar, la composiciotí química los ingleses en Siam con alemanes en las se manifiesta por la presencia de gases cuyo mismas islas Filipinas. espectro es diferente del de aquellos que La expedición Swarthmore tiene va cose observan en la tierra. Uno de ellos es el piog material de investigación- -pesa más que llamamos coronimn, que jamas se ha de cuatro toneladas en total- entre el que observado en las estrellas ni en ningún otro se comprende nue. stro gran tele. scopio focal, cuerpo celestej salvo en la superficie del sol. de 62 pies, con lentes fie nueve pulgadas de Se ha venido suponiendo que se trataba de diámetro; dos poderosas cámaras fotográun nuevo agente; pero ahora, igeneralmente, fica con lentes de extensión- dos espectrosse acepta, y con fundada razón, que no copios v dos interferómetros. hay tal novedad, sino que se trata de un gas Las condiciones atmosféricas en Sumaproducido bajo condiciones físicas que no tra son, por lo regular, excelentes, y nos hemos sido capaces de estimular en núes- permiten esiperar una provechosa investítros laboratorios. gación; pero siempre existe la posibilidad de un tiempo nublado en el momento culmiEl gas hellium nante de las observaciones, y esta circun. sla Ciencia comprobó por prime- tanoia desafortunada, aunque remota, puEn vi ra vez la presencia del hcílkmi en el esipec- iiera hacer estéril nuestra larga obra de tro solar; pero hasta 1896 no lo de. scubri preparación, en la que no incluyo el viaje mos también en la tierra. Pensemos en lo emprendido, de más de 20.000 millas, que ha significado el hellium en los últimos ohn A. Miller. años! Cuando la misión de los aliados visitó los Estados Unidos en 1917, este gas (Copyris ht en New York, por la North ineera tan raro que costaba mi! dólares la pro- fifíin XfeWKpaper Alliance, y para España por ducción de un solo pie cúbico por medio dé BLANCO y NEGRO.