Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS. ARTES, CIENCIAS EL DESPACHO DOXDE El SEÑOR PRESIDENTE res, aun siendo magníficas todas las utilizadas cuando vivía A Parlamento. Se conteiTipla en uno de los muros soberbio tapiz, y en otro, el cuadro de Alejandro Ferraní, que representa La última comunión de San Fernando. Arrinconado e s t á el b u s t o de Carlos 111, merecedor, sin duda, del aplauso entusiasta que le consa íra nuestra Historia. El salón de Biblioteca es digno de la Casa, ¡Qué espléndida instalación la suya! Siendo presidente el marqués de Barzanallana, a fines del siglo XIX, se construyó con el mayor lujo, toda de hierro y repleta de volúmenes. Antes los libros parecían, llover en el Senado. ¡Cuántos tengo leídos! Hoy se abolió el renglón dedicado a tales menesteres. ¡Para qué y para quiénes c o n s a g r a r l o! La B; blioteca está muda, y el busto de Barzanallana, presidiendo, parece e x c l a m a r con Avala, al final de Consuelo, la hermosa ce media: i Qué espantosa soledad! CX. 4, DE r. AS GALERÍAS LATERALES El s a l ó n principal de sesiones recuerda, b. m duda; pasados a n t i g u o s oficios. De majestuosa severidad sus columnas, escaños t r i b u n a s parecen pedir solemne animación. Algunas veces la tuvo excesiva y hasta se sintieron cachetes; pero; en v e r d a d ios. senadores se compor- taron siempre con moderación y tranquilidad. Cuando había sesiones, invertían sólo dos horas, teniendo casi todos p u e s t o fijó, marcado con tarjetas metálicas. ¿Pónde andarán las de los vitalicios que aún viven, pues noventa y tantos desapareciero. n para siempre al extinguirse