Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
XíETRAS, ARTES, CIENCIAS Edificios de Madrid. EL P A L A C I O DEL SENADO E STA firme, airoso, robusto, pero soli- transitorias suelen ser las cosas del mundo. tario; se alza en la plaza de los MiEi primer departamento ahora visitado nisterios, un tiempo animadísima y es la presidencia de la Alta Cámara, que ahora desierta; grupos de niños suelen ocu- en paz descanse. En el antedespacho, magparla, pero el ir y volver de personajes o níficamente puesto, se ven dos retratos: uno, personajillos desapareció completamente. El del malogrado D. Alfonso X I I otro, el del extenso y elegante frontispicio del palacio general Prira; está de paisano y como si muestra sus balcones cerrados, como di- conversara apaciblemente; también se conciendo Aquí reina la soledad. Yerguese templa un bu. sto de Sagasta. El recinto sólo en la explanada el amplio monumento de- recuerda cosas del. siglo pasado, el estúpido, dicado a Cánovas del Castillo, víctima del según dicen algunos engreídos con las conbrutal furor anarquista, y su figura parece quistas del presente. El despacho, propiaaconsejar paciencia. Entrando al vestíbu- mente t: i3. es pieza lujo. sa y de buen guslo- -el hall diría cualquier aficionado a los to, con algunas efigies del antiguo régimen; galimatías que a la sazón privan- -sólo se asimi. smo se admiran un lienzo donde apaencuentra a los ujieres, cumpliendo, como rece la hermosa imagen de la actual Reisiempre, su deber. En otras épocas, cuan- na doña Victoria, y un gabinete final, que do había sesiones, los políticos cambiába- sirvió antes para entrevistas solemnes y remos los sombreros. hongos o flexibles, por catadas. ¡Cuántas conversaciones trascenotros de copa aJta, prevenidos en el guar- dentales habrán e. scuchado sus paredes, que darropa, penetrando después en las gale- ahora, en reposo absoluto, tal vez echan rías. de menos trajine, y maquinaciones de otros Una de ellas- -son varias- -i) uede servir días! de ejemplo. Dan acceso a diferentes secEl salón de conferencias también está ciones- y. e. stán soberbiamente instaladas. bien alhajado; vense a su entrada dos esCorno aguardando a continuar, los trabajos, culturas: la del cardenal Ci sueros y la de parlamentarios, todo aparece cuidado, pre- Cristóbal Colón; en las puertas laterales, venido y dispuesto. I cantina- -por ex- que comunican con dos escritorios, hay cuacepción- -está desamueblada; cuando se ce- tro bustos, representando a tres generales lebraban sesiones, los abuelos de la Pa- de otro, s tiempos: Azcárraga, Martínez Camtria tiierendábamos, sin pensar acaso en cuan pos y López Domínguez, acompañados de un EXTERIOR DEL EDIFICIO. 131- MONUMENTO 1 CÁNOVAS