Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS, ARTES, CIENCIAS L A V I R G E N D E L A N T J E V A POR PEKREK CAHBONEI L E L MUSEO DE LA ACADEMIA. -La Real embargo... el púbiico no acude; mas ello Academia de Bellas Artes de San Fernan- tiene su explicación. Durante muchos años, do tietie un Museo recoleto apenas cono- más que Museo, aquello fué almacén descido. Gentes de cultura genera! considera- tartalado de obras agrupadas sin orden ni ble, nacidas en Madrid, igrnoran la existen- método, y. lo que es más lamentable, sin cia de. tal Museo: cuando menos, la esca- luz que hiciera posible su contemplación. sez de público visitantp autoriza a sospe- Unas obras de gran importancia realizadas char que es cosa desconocida para la ma- en el edificio consmtieron una mejor insyoría de los vecinos de Madrid, No obstan- talación de cuadros y esculturas. Sli buen té, en él se guardan obras importantísimas, amigo el culto académico D. José J. Healgunas fundamentales, para la historia de rrero dirigió- otó gran acierto la instalanuestro arte, sin olvidar la serie de retra- ción de una magnífica sala dedicada a Goya. tos de gran valor iconográfico pai a la his- Y, como i emate que esclarecerá muchos toria de- Madrid. puntos obscuros relativos a obra. del MuSituado en el centro de la vida más agi- seo, el profesor ¿de la Facultad de Filosofía tada de la urbe, entre dos edificios tan co- y Letras de IVladrid D. Antonio de Castro nocidos como el ministerio de Hacienda y y Jarillo há redactado, de acuerdo con el el Casino, y dando frente a la antigua Equi- Sr. Herrero, urí catálogo documentado, que tativa, es un remanso de paz qjie ofrece el ya se halla, en Pí éíisá. regalo espiritual de una hora de quietud Antonio Méndez Casal. serena, dedicada a la contemplación de ex (FOTOS V. MURO) celentes obras de nuestra pintura. Y, sin