Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DEPORTES CUESTIONES H Í P I C A S El Steeple- Chase poney, ha de constituir problema tan insoluble como el de la cuadratura del círculo el poder subirse a caballo por sus propios medios, sobre todo si el animal es de regular alzada. Y de ahí la importancia que tienen en equitación los muros, los bancos, las sillas, los peñascos y hasta las manos y brazos de cariñosos amigos y servidores. Puesto ya caballero el trapu, y en quietud el arre, todo va, al parecer, bien; pero ¿y al dar el primer paso la caballería? La demostración práctica de lo que es el equilibrio inestable surge poderosa... N o no es tan fácil el montar a caballo como tantos creen; que si a veces es el jinete quien no puede aguantar al caballo, muchas son las que es éste el que no tolera que el jinete se le suba encima. Y surgido el conflicto, el pato lo pagan las costillas del caballero, no sin que por ello realice la meritísima obra de popularizar, más aún, el sistema métrico decimal, puesto que, al caer, no hace otra cosa que medir el suelo. La equitación violenta es la que más accidentes produce. El steeple- chase, sobre todo. Fué el steeple- chase la primitiva modalidad que tuvieron las carreras de caballos. Q UIEN se ha librado de una caída de caballo? Adolfo Botín, el malogrado y querido amigo, gran maestro en cuestiones hípicas, en su obra postuma El noble bruto y sus amigos responde con gran claridad: El único que se libra seguramente de ella es el que pasea siempre por el campo, siempre a pie, en este caso Caer del caballo es cosa tan usual, que no hay jinete, por excelente que sea, que no cuente con alguna o algunas desmontaduras unas veces- en los torpes- -por culpa suya; otras, en los buenos, por causas fortuitas de las que nadie se suele librar. Si esto es cierto en lo que a la equitación en general afecta, los riesgos y probabilidades aumentan a medida que aumenta la violencia en los recorridos. De ahí que sean los cross- countrys y los steeple- chases los que lleven a las estadísticas las cifras más voluminosas de batacazos producidos. Montar a caballo, es decir, colocarse a horcajadas sobre un caballo no es cosa tan fácil como a primera vista parece. Para un individuo de estatura baja, regordete y de cortas piernas, como no le. faciliten un VIST. 4. TOMADA DESDE UN AEROPLANO DEL HIPÓDROMO DE EPSOM