Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESPECTÁCULOS De tal modo las dode ser chuscadas o tes de observación y imaginaciones a prode sagacísima intuifunda y substancial ción psicológica son realidad estética; es e x t r a o r d i n a r i a s en decir, más h u m a n a este extraordinario que lo humano, más comedíante, que no real que la m i s m a sólo llega a excelenrealidad. cia en lo genérico, Se comprende, por sino que sabe apresar tanto, que el arte incon tanta verdad la terpretativo de R o esencial idoneidad de berto Casaux t i e n e los matices, que no una ran fuerza de r e p i t e j a m á s aun c o n v i c c i ó n y un t r a t á n d o s e de tipos enorme c a u d a l de de una misma naciosimpatía. Su gracia nalidad, l a s mismas es un valor estético características. Así, que le permite, por por e j e m p l o si se eso mismo, el domitrata de italianos, sanio cabal de todos los be perfectamente di matices. No hay eii ferenciar en su interella dislocación ni pretación a un genoextremismo, unilatevés de un milanés, y ralidad ni intransien todos y a c a d a gencia; flexible, m o m e n t o según la comprensiva, humadistinta gravitación na, sabe también llode cada minuto, da la rar entre risas y no sensación de una violvida en lo grotesda real. co a q u e l l a h o n d a piedad humana que Yo le he visto haredime de toda micer llorar al auditoseria. Todo esto hario con la sola evoce que el arte de Cacación f u g a c í s i m a saux llegue por los de un recuerdo sencaminos más nobles timental, en el insa la más noble emotante mismo en que ción. Ofrece siempre la comicidad del perun espectáculo que sonaje tenía entregaperdura en la memodo a la risa al púria y que no se boblico. Le bastó una rra fácilmente, cotransición instantámo esas otras connea, y rápida, y getorsiones y piruetas nial para meter en simplemente cómicas, lo grotesco del moen el más bajo senm e n t o la eternidad tido de la palabra, de un dolor hondo y que no acertaron a oculto, que sólo de hundirnos en el alOTRA CARACTERIZ. 4 C 10 N DEL GRAN ACTOR vez en cuando, y con ma, con la simpatía ROBERTO CASAUX una ingenuidad que de la risa, la emoción de lo humano, lo cómico hacía más patética, era un chisLas especialidades características del tea- pazo en la vida del personaje. Lo hizo con tro argentino contem poráneo han obligado tal arte, que el público, stibyugado, sintió a este gran intérprete a especializarse, en agitado su ánimo bullicioso y regocijado la Argentina, en la interpretación de tipos por una ráfaga trágica. (Me refiero a una extranjeros. Durante unos meses de perma- obra que, si no recuerdo mal, se llamaba nencia en Buenos Aires, y gracias a la cir- erdinand Pontiac. cunstancia de que, terminada su temporada Este es, a grandes rasgos, el arte de Rohabitual, realizó otra para reponer las obras berto Casaux, que estos días es huésped de más características que entonces constituían España. Vayan hacia él, con estas líneas, el su repertorio, pude verle interpretar tipos sincero homenaje de una admiración devoalemanes, franceses, italianos, vascos, cata- ta y la exipresión del deseo de que, en una lañes. Siempre, y aun a través de las mo- estancia más dilatada entre nosotros, puedalidades y matizaciones más diversas, supo da ofrecer al público de Madrid, con la llegar, con sorprendente maestría, aí fon- exhibición de su arte personalísimo y maesdo humano y verídico, comunicando al es- tro, una prueba de que estos elogios no pectador el secreto de la fuerza vital que son más que un estricto dictado de justicia, hacía mantenerse en pie, vivos v perdura- D f- jw bles, aquellos personajes. Ji afael Marqutna.