Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESPECTÁCULOS ROBICUTO CASAUX Lín Gran Actor Y se 3 tino. ASTA o í r l e hablar de un persona j e p a r a comprender la e x c e lencia de su arte. Para él un personaje es un ente vivo; aparte, una c r i a t u r a real, mezclada al vaivén de la vida, interviniendo en ella, viviendo por su c u e n t a Cuando Casaux os habla de una i n t e r p r e t a c i ó n suya, no os dice lo que hace él, sino lo que hace el personaje. Se o l v i d a d e sí mismo para narraros las peripecias y enumeraros las cualidades del otro. De él a éste va la corriente cordial de una simpatía comprensiva. A poco de hablar Casaux, veis al personaje a vuestro lado, como un h o m b r e más, en pie, tercero en la charla, presente en el tiempo, real, corpóreo. Esta f a c u l t a d d e c o r p o r i z a c i ó n este don magnífico de presencia, son las mejores virtudes interpretativas de R o b e r t o Casaux. Pero conviene insistir en su a n á l i s i s para que no aparezcan en su parva y vulgar acepción habitual. En Casaux son, puras y excelsas, categoría de arte. Casaux- digámoslo antes de seguir adelante- -es la más alta cumbre del arte interpretativo teatral en la Argentina. Tiene, por ejemplo, sobre el notabilísimo Parraviciní, sin cederle en gracia, la ventaja de la 0 CASAUX EX LA OBRA i PROSPERO, CHE! profundidad. De ahí, precisamente, que aquellas cua- pretación de tantos tipos, todos acusados lidades a que me he referido adquieran en y muy diversos, podemos dar fe de la sinCasaux un poder vivificador que está le- gular y magnífica facultad creadora de este jos- -más interior y más hondo- -de una gran actor. vana y superficial teatralización al uso. No se detiene en lo típico ni en lo espeQuienes le hemos visto en la varia inter- cífico, aun acusándolo notablemente; ahon- B