Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESPECTÁCULOS INFORMACIONES Y ICSTKENÜS Actualidades ONDALLA. -Como en Cancionera, los ilustres hermanos Alvarez Quintero han recogido en su últmia obra canciones típicas e inflamadas de poesía popular. En Cancionera fué Andalucía y el alma andaluza las C ue inspiraron a los dramaturgos; en Rondalla, Aragón, Aragón recio y noble. En ambas una trama sencilla sirve de engarce a los temas poéticos. Rondalla, estrenada con tan gran éxito en el teatro Español, es una exaltación de las virtudes raciales de los aragoneses. La experiencia teatral y el arte propio de los hermanos Quintero bastan para animar, en tres actos prolijos, una anécdota de inequívoco sabor melodramático. Lo accesorio sube aquí de categoría y presta al drama calor e interés. Lo accesorio es el ambiente, los personajes episódicos y las situaciones cómicas. Con tales elementos, diestramente combinados, los autores han conseguido darnos una fiel estampa de la vida aragonesa. Una pareja de enamorados halla, como Romeo y Julieta, un obstáculo invencible en el odio y rivalidad de sus familias. Y como dicen que el amor se crece a la oposición, es tanto más fuerte la pasión cuanto Teatrales más irreducible la negativa de los deudos. Axioma que practican- pero al revés- -las madres de otra pareja de enamorados para unirlos más y más, fingiendo ellas la oposición. El Romeo y la Julieta de Rondalla no se detienen ante el. atentado, y llegan a poner en peligro la vida del padre del novio, a quien se da por muerto a la terminación del acto segundo, que es el acto más teatral de la comedia. Pero el padre vuelve y accede, al fin, a la boda. Tal es, a grandes rasgos, desnudo de justificaciones, el argumento de Rondalla. Los hermanos Quintero han pretendido- -y conseguido felizmente- -cantar la firmeza y nobleza del alma baturra, apasionada, sincera, briosa y enérgica. Con esta obra, la compañía GuerreroMendoza confirmó rotundamente sus excelencias. Mariíta Guerrero López alcanzó uno de sus más brillantes triunfos de actriz dramática, infundiendo calor y aliento al tipo de aragonesa enamorada y recia. Escuchó ovaciones clamorosas en toda la obra, y con ella Fernandito Díaz de Mendoza, a quien se aplaudió igualmente con entusiasmo. Fernando Díaz de Mendoza, padre; Emilio Thuillier, el graciosísimo Mesejo, Capilla y, R LOS ACTORES Y ACTRICES ESPAÑOLES EN EL HOMENAJE INTIMO QtlE RINDIERON, EN EL TEATRO CENTRO, AL GLORIOSO DRAMATURGO D. JACINTO BENAVEKTE. (FOTO ZEGRl) DEL