Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A C T U A L I D A D E S IN M E M O R I A M M a r c i ano urita. arte. No las reunió, como era lógico que lo hiciese, en algunos volúmenes, porque su modestia era tanta corno su talento. Poeta, literato sobre todas las cosas, espontáneo y natural, no volvía sobre lo escrito, encontrando en el momento de la producción el mejor deleite y el único premio ambicionado. Abandona este mundo cuando iba a ser padre una vez más, y sus muchos admiradores igtíoran, de fijo, que la viuda y los huérfanos quedan en una situación menos satisfactoria de lo que los merecimientos del esposo y padre fallecido hacían presumir. Pei- dimos pocas semanas hace a Emiliano Ramírez Ángel, hermano literario de Marciano Zurita, que ha muerto ahora. El fallecimiento de éste aumenta la tristeza grandísima en que nos sumió la pérdida de aquél. ¡Dios haya acogido a ambos en su santa gloria! (FOTO PÓRTELA) L A A O y lloraremos mucho tiempo la ORMS pérdida de un compañero dilectísimo, de un amigo entrañable, de un gran poeta y de un hombre bueno. Todo eso y algo más era el infortunado Marciano Zurita, inteligencia privilegiada, capacidad enorme, que lo mismo en literatura que en todos los aspectos de su carrera de abogado, que como funcionario público de elevada categoría que era en el ministerio de la Gobernación, se distinguía con relieve legítimo y singular. Sus versos recordaban, por su intensidad poética, los de Zorrilla. Adquirían grandeza insuperable cuando en ellos cantaba el amor patrio, las bellezas de la tierra española o las virtudes de la raza. Quedan en las páginas de BLANCO Y N E GRO y en las de nuestro fraternal colega A B C las más brillantes muestras de su L