Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I. KTIIAS, ARTUS, CIENCIAS LECliNENA. LA PROCESIÓN DE LAS BANDERAS de pelota- -su reconocido vigor y su característica pujanza. ¡A la briosa jota, la (le sublimes armonías en las rndas manos de los campesinos que de día manejan la aza (ias el arado, y por la noche, rasgueando la íjrave iiuitarra, el a! fudo guitarro, el titilante requinto, los rítmicos hierros y la vüirante pandereta, obtienen orquestales conjuntos dij. insuperable belleza durante las noches de ronda... De la ronda, que es jolgorio, es ak u; ría, es expansión tras el rudo trabajo, y es galanteo a la mujer y cortesía al superior, y es desafío al amoroso rival y reto al bamlo adversario, y es idilio bajo una ventana y tragedia junto a una esquina, y es amor, y es sansfre, y es obediencia, y es desacato, y es teatro de iiitlalguia, es cam o del honor... ¡Que todo eso es la jota de ronda en tierra aragonesa! i La jota ¡Uieii jniede ser himno nacional... ¡Que ella, con su canto enérj ico y