Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS, ARTES, CIKNCIAS TAUSTE. LA FIESTA DEL D A N C E XJNO D E LOS GRUPOS QUE FORMAN LOS DANZANTES KN LA PLAZA DEL PUEBLO EN KL MOMENTO EN QUE EL KABAI AN SALUOA A LAS AUTORIDADES llevarlos a todas partes. Y, ¡cosa natural! los chicos de Zaragoza, mientras los- cabezudos fueron cosa de ellos, cosa propia, los amaron; ahora, que, por salir fuera, son de todos, empiezan a despreciarlos. ¡Los chicos se sienten hombres! Y, pasando de la ciudad al campo, una de las costumbres más arraigadas es la de lidia de reses bravas, que si hoy son más o menos escuálidas vaquillas, fueron antes toros de seis o siete años- ¡nada menos! como aquel que perpetuo en una de sus ad-