Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS, ARTES, CIENCIAS t? cl vestido. Levanta la cabeza con audacia, y sus miradas, cuyo azul palidece hasta dar en gris, enfrían lo que tocan. Carece de personalidad, pues está hecJia del sinnúmero Je costumbres, actitudes y resabios que unilornian a las mujeres de serie. Su dinamismo difiere en absoluto del de la Niña de O r o o brusco y rápido y lleno d e e j quinas, dinamismo de hueso, o lento y aplon ¡ado como el de las señoras. Apoya fuerte el tacón, está sobresaturada de sentido prác- tico, sonríe con un solo trazo y es pálida... No se parece nada a la Niña de Oro, espigada, de dimensiones predominantemente verticaJes, y casi dos centímetros más alta que Octavia. -No te molestes más. Lo que hay es que durante el año entero que estuviste viéndome pasar con toda tu cachaza inventaste una Octavia tan llena dé virtudes que no encajó después en la verdadera. En una palabra, Luciano, que te decepcioné.