Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
l.l rrUAS. ARTKS, CIENCIAS tr; stan con tres finos paisajes dei otro, en los que interpreta trozos de tierra italiana. La obra del p r i m e r o no puede ser tonia la en serio. En b a r r a c a verbenera, tai vez resultase tolerable. Los paisajes del sejítmdo acusan la existencia de un artista de sensibilida l t ue sabe su oficio. Recof ida de hcn i en los Alj es. más uc cuadro, es fina estampa, en la que se lopfró injjenuidad que cautiva. Reducida esta obra a la- dimensiones de hoja de l) ro. y bien reproducida or cualquiera de loe. xcelentes procedimientos calcojíráficos de hos ilu. straría con s ran éxito tm buen ¡poema dei campo Je 111 o q u e Li coincidencia de nombre y apeni ltis ríe dos artistas tan distintos pueda RICAKI. SO VERDUtíO t- AXUl. PUESTA DE ÍSOL (MAI. AGA) quin Mir no es artista de ruta clara, cuyo seí tiimiento sea fácil, ü e masiado persona! y nervioso, el arte de Mir. es. ante todo, expresión plástica de un temperamento ondulante y caprichoso. José Rob e b. no, justo, sobrio y sintético, conoce bien el paisa i e m a d r i l e ñ o El Pardo, Madrid (t o r m e n t a) y otros dos. son excelentes definiciones del campo cortesano. Nicolás Rauricb, en los tres paisajes que ex! pone: Casuca Ic- vaníina, Día gris y Tarde de agosto, aparece técnicamente más e ui! ibrado que en la última Expo- sioión (lue hizo en Madi id. No obstante, una exces! va preocupaci ón JOKÍ- R iííL. EL AXO TORRE. S. E t PARDO técnica atormenta- -en producir lamentables confu. siones, que moti nuestra modesta opinión- -demasiado la obra Ven als ún conflicto personal le jjravedad ex- de este artista. traordinaria... ir x r J Influido por Mir, se nos muestra el arte AntOtltO Méndez Lasal. (F O T O S V. MURO) de Buenaventura Puia: Perucho: mas loa-