Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA LA MUJER E N EL A R T E M U J E R Y LA CASA Gracia AS épocas- -en el arte y en la vida- -tienen edad, c o m o t i e n e n fisonomía propia, y su e d a d les h a c e graves o frivolas, retozonas o pausadas. ¿No s e r á m á s bien que cada época o f r e c e con la perspectiva del tiempo transcurrido desde ella, uno de sus caracteres en grado más álgido y que este grado corresponde, alternativamente, a lo serio y a lo risueño? Pudiera ser. Mas, pese a sus tragedias y a su trágico punto final, el dieciocho francés sonríe siempre; cuando más, su s e r i e d a d es la de una acompasada reverencia de minué; Quieta y Callada. L Mt H K m ÍÍ y, pese a sus lances de a m o r y al es Ok wáifíSSS -yy- truendo de sus fes tejos populares, nuestro dieciséis ha de ser siempre evocado, fatalmente, con resplandor de hoguera y escalofrío de golillas y corchetes. Veinte años aquél y veinte años de despreocupación y de coquetería; este otro, E Stíf -rf 77 t o d o s los años del más caduco y cenceño invierno. m? TRIMMER... i ESTAS MANOS QUE BOMNEY CRUZO EN EL REGAZO DE MRS. SARAH M a s c a d a época encárnase un tipo de mujer: la Fimtte, de Watteau, o la profesa de las Descalzas Reales. Ahora bien: dejémonos de extremos y de tipo representativo. Mejor dicho, b u s q u e m o s el justo medio precisamente en una gra- LA HERMANA AKXAULT DE FELIPE DE CHAMPAIGNE...