Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESPECTÁCULOS el espectador ha de suplir con su imaginación lo que acontece entre educador y educanda, pues en la acción sólo aparece la noticia de que el moralista se ha suicidado, lues o de prevaricar, rendido por el hechizo p r o t e r v o de u n a sensualidad que hace explosión brutal en su alma. Desenlace raro y absurdo, dados los a n t e c e d e n t e s de solidez de convicciones que tenemos acerca del señor Hamilton. La travesura de Sara, sin embargo, es capaz de producir semejantes metamorfosis y renegaciones. Acaso sea el único aspecto recomendable, d e s d e im p u n t o de vista de moral pura, de esta película la supresión de todo lo que en el l i e n z o pudiera advertirnos de que el grave y puritano señor Hamilton, al catequizar a la muchacha descarriada, está f r a g u a n d o innoblemente su p r op i a y s ú b i t a corrupción. No hay, pues, besos- -por esté lado; por otros, sí, que la pecadora es retozona y viv a r a c h a- n o hay, escenas de a m o r al estilo de cine; no haysino una continua y fatigosa prédica del buen señor, que sería de edificante moraleja... si, al final, el buen señor no resultase un deleznable trapo, juguete de explosivos apetitos carnales. El buen señor es un conquistador Gloria Swanson, la afamada actriz, ha perdido el tiempo i m p r e sionando esta película. El público lo pierde dep l o r a b l e m e n t e viendo tan cansino y torpe engendro. Ramón Gómez de la Serna, el Ramón más Ramón de nuestro tiem- UNA ESCENA DE LA F R Á G I L V O L U N T A D po, el Ramón antonomástico, RAMÓN, en suma, c o n mayúsculas, ha ungido de su inquietud fecunda al cine, como un día ungió al circo. Los ritos de Pombo se repiten, r e n o v a d o s siempre sobre aras nuevas, en las que el culto adquiere, también siempre, insospechables manéra. s. Ahora es en el ara cinemática en donde Ramón oficia. El cine está de enhorabuena al tener oficiante tan con ¿picuamente original y sugestivo. RAHON JAZZ GO. MKZ EN EL DE L, SERNA, NEGRO DE Luis de Galinsoga. CINE- CLUB POR CEBRIAN