Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESPECTÁCULOS UNA ESCENA DE SIERVOS more- aparece caracterizado bien indefinidamente. Y en c u a n t o a ella, Sara T h o r n p s o n- -en el mundo, Gloria Swanson- no tiene ocasión de demostrar sus excelentes cualidades de actriz. Las de mujer las exhibe a través de una. toilette que no sirve sino para resaltar la línea del desnudo. P e r o ¿q u é es La frágil voluntad para que así nos haya importunado su contemplación? A lo l a r g o de mi lento y enfadoso diálogo de fotografías de los dos personajes capitales del argumento- -un argumento zonzo, con pretensiones psicológicas- -asistimos a la catequización morosa y machacona de una aventurerilla inofensiva, por un áspero y cascarrabias moralista que se propone reformar las costumbres e n t r e los negros de una colonia exótica. Traída a la buena senda la casquivana, el catoniano dómine se s o r p r e n d e enamorado de ella... Y La frágil voluntad. Otra película capaz de fi- ustrar p o r sí s o l a toda la campaña pasional de los que hacen del cine el arte fundamental de nuestra civilización. Con cintas como La frágil voluntad, el cin e m a t ó g r a f o hasta dejaría de ser un CST p e c t á c u l o deleitoso para c o n v e r t i r s e en una intolerable mons e r g a gráfica, sin otros motivos de sugestión que los que derivan de e s t u d i o s fisonómicos. Y tampoco en éstos tiene La frágil voluntad i n t e rés, p o r q u e el p r o t a g o n i s t a Sr. Hamilton- -a c a r g o del actor L o n e y B a r r y- MOMENTO INTERESANTE DE SIERVOS