Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L I T E R A T U R A c l; i (l. (K c; i- W iciú s. C n; i i un s o r 1) 0 V ¡jidió olia... l) i- -siMU- (Kt ido, UH- ii i ilrí; i saU- r: l il MV. uilu mi y v. iraii carilla íji. aiim l i ril p; 1) tal oi- iiVM. Si baiiv a ai- alia In d i. i No iiiá- -liMlii- iu f anii X. iil.i d iMiiira ri- i l i! I a i; ii ici a VVuiis poco a poco, conforme pudiera; pero aunque lleg- ase a verse sin un céntimo, ¡nada de con trabando! El sefTundo cock- tail le devolvió su optimismo. Se lo tomó tranquilamente, a sorbitos, alternándolos con sus reflexiones, ya menos sombrías. Pidió otro más, y entonces fué cuando llegó su camarada BraiHard. Tanto para aturdirse como para festejar el encuentro, siguió bebiendo... Llegaban ya. El pueb o de Lung- VvTia (i) destacaba en la sombra los remangados ángulos de sus tejados. En medio de la densa sombra erguíase sobre ellos la masa enorme de la famosa pagoda. El coche giró bruscamente y se detuvo (1) I. ung- Wha es un pueblecito situado en las afueras de Changhai. Existe en él una pagoda, que es la marca de fábrica de una calidad de sedas muy reputadas Chop Lung- Wha- Pagoda y un monasterio chino, ocupado actualmente por el Ejército. ante una casa muy iluminada. ¡H o l a! -di j o Braillard- ¡H o l a Daniel, antigfuo c a ballero! i Cómo está usted? Un chino de alta estatura estaba en el umbral con las manos colocadas sobre el pecho, para los chinchines de ritual. -Muy bien, señor Braillard. ¿Y usted? contestó en un francés impecable. Daniel Liu, ex alum. no de los Padres de la Escuela de Zi- Ka- Wei, honraba a sus maestros. -Espléndidamente- -contestó Braillard, que, a decir verdad, apenas podía apearse del automóvil a causa de sus dolores- Presento a usted a mi amigo Pradier, a quien probablemente conocerá usted, y a la señorita de Lacoste, que no sabe lo que es una comida china. (CONTINUABA EN EL NUMERO PRÓXIMO)