Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IJETRAS, ARTES, CIENCIAS augusto mozalbete decir a su mayordomo, el conde de Benavente, aprovechando las horas nocturnas en que los monjes estaban en el coro: -C o n d e vamos a rondar. Y echando por los claustros adelante entrábanse el Rey y el cortesano en todas las celdas (que por mandato de la regla monástica estaban abiertas) re. gistraban alacenas y gavetas, dando luego a sus dueños vaya con los objetos que tan a mansalva hubieron de hallarles. Parece que Su Majestad lenía particular predilección en, estas rondas por la celda del prior fray Marcos de Herrera, y como su reverencia era en todo un santo varón, nunca pudo la regia travesura topar con nada que se ofreciese para embromarle, y no queriendo que se quédase sin la broma correspondiente, dispuso que su pintor de cámara, Juan Carreño de M i r a n d a pintase una gentil hembra, recordando aquellas lúbricas apariciones que tan malos ratos dieron R E T N l S O F B B DÜRANTS SU NO MtJT DILATADA VIDA a San Antonio en el yermo, y colócala en una carterilla que el prior, que no sabía qué hacer ni acertaba mócente prior tenía en uno de los cajones a defenderse. Viendo, al fin, cuánto sufría el anciano de su mesa. Una vej! hecha la travesura, cuando la fray Marcos de, Herrera, no quiso el Rey hora del coro fué acabada, tornaron los re- seguir más allá la burla, y, poniéndose de voltosos a la celda rioral, en la que ya rodillas, pidióle perdón y mandó que allí estaba fray Marcos acompañado de otros mismo se condenara al fuego la pecaminosa religiosos: di jóle el Rey que le dejara re- miniatura, castigo que, según la opinión de gistrar el escritorio para sorprender sus se- los monjes y cortesanos, más que tal fué cretos, ya que él, como prelado, habría de crimen de leso arte, porque es fama que era una verdadera maravilla nacida del mistenerles de más bulto c ue los demás. Estando cierto el buen fraile de que no mo diestro pincel que supo retratar al Mopodía pillarle en un renuncio, dejóle hacer narca burlador y a su tétrica madre, doña su gusto; fuese el Monarca derecho a la Mariana de Austria. mesa v presto sacó la malhadada cartera, estuche de la descocada pintura. Mostróla Diego San José. D, Garlos, haciendo extremos de gran eno (REPRODUCCIONES DE V. MURO) jo, y reprendió duramente al atolondrado w