Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS, AIÍTES, CIENCIAS C Í E L O S II U L T I M O MONARCA D E LA D I N A S T Í A AXrSTKIAOA el rango y ceremonia que de dereclio se le era debido. Nunca mejor pudo aplicarse la manida frase, tan manoseada en los tiempos de aho ra, para describir el esplendor de una fiesta así relisíiosa como profana, de que la ig- lesia parecía un ascua de oro. Más de 1,400 luces- -según el autoriza- do testimonio de un cronista contemporáneo- -iluminaban el espacioso tem io corisag- rado a una de las más rotundas victoñas que consi. s uieron las armas de Felipe l í La fiesta religiosa que valió por agasajo de Su Majestad, fué por todo extremo solenme, y en ella luciéronse los más ricos