Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS, ARTKS. CIENCIAÍ Real V autoi de s: i an nt imero de c- culturas, cu a Mda mteienante ha de sei lii ton. xdi en lne e poi nii l) uen ami o el pioteso de la Unn ei -idad Central D Antonio de Cdstjo faullo Ro 1) erto ilichel, un fa prasfo de la escultu a ítie excelente decoiado: eniüo mn i c e n a tadiid- -el J 74 (KK en nunieíosc lu aies nindiileños bi ai a muí- ROBliRTO MICHEL. UX ANGIJ. D t 1 4 l edificio, el famoso D. B rancisco Sabatnii ingeniero militar italiano que había tiabajado en la construcción del palacio napolitano, de Caserta, bajo la dirección de su suegro Luis Wanviteh Arc uitecto sobrio Sabatini, fué de los que conti ibtn ei on a renovar el ambiente arquitectónico español, oponiendo fuerte barrera a los desbordamientos del barroco churrigueresco. El ministerio de Hacienda es un helio edificio que merecía estar en una jilaza. Quizá en día no rauj- lejano la manzana de casas situada frente a su fachada principal desaparezca, y la Puerta del Sol se agrande hasta alcanzar la amplitud que requiere su tráfico, i Espléndido fondo este edificio, que ahora no puede ser contemplado en su totalidad! Sabatini, fino compensador de vanos y macizos, y fino orquestador de tonalidades, había concebido una a. gradable combinación de ladrillo y granito- -rojo y gris- que tan bello acorde produce bajo la luz plateada de Castilla. El aniuitecto Duran suprimió decididamente el revoco que cubría las dos plantas centrales y puso a la vista un muro de ladrillo, tal como Sabatini lo había concebido. Y, sin modificar adulterar la obra, he ahí que el nuevo y certero fondo permite contemplar lo que antes pasaba inadvertido. Aludo al escudo central sostenido por dos an. gelotes. bello grupo de Roberto? vUchel, el inteligente colaborador de Juan Bautista Tiépolo en l; i decoración, del salón del Trono del Palacio ROBERTO MICHEL. EL DECORATIVO DE FACHADA DEL MINISTERIO DE HACIKNDA LA tra de su acometividad decorativa. Sentía lo nionumental y modelaba con claro conocimiento de lo que había de ser visto a! aire libre o bajo techado. Aun cuando francés de nacimiento, puede considerár. sele como madrileño, ya que dedicó toda su vida a la mayor gloria de la villa v corte. En el Diccionario iiixtórico de RcUas Artes, de Ceánl ermúdez, se citan varias obras de Micliel, que se conservaban repartidas en iglesias. monumentos y otros edificios públicos de la corte, si bien desde entonces- -el i8- 30- -la desamortización y la piqueta demoledora han hecho desaparecer no pocas obras de tal arti. sta. Ki grupo del ministerio de Hacienda, que, merced a la restauración que comentamos, ha sido posible foto. grafiar, resulta proféticamente simbólico. Las trompetas de la haiiía, mudas ha. sta ahora, quizá rompan a tocar el día que algún ministro logre un superávit efectivo sin arruinar al contribuycnte. Jlntonio Méndez Casal.