Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
T 13 A T R o algo, y aun más que algo, a las actrices R a f a e l a Rodríguez, Angela Plana y Amalia Albadalejo, y a los actores Sres. Arbó, Alvarez Rubio, Marchante, Guerra y Montesinos, en primer término. María Gámez, más en primer término aún, como muchacha rica y mimada; luego, como comedianta triunfador a d e s p u é s cual colegíala desenvuelta, y, por último, como hermana de la Caridad, estuvo toda la noche superándose, y compartió los aplausos que se le concedieron, muy merecidamente, con el autor, a quien presentó en el proscenio a la terminación de los actos tercero y cuarto. Son notas informativas de provincias, que podemos recoger hoy, aun cuando gráficamente no podamos ofrecer aspectos de estas obras, los estrenos de Rocío, ópera española de Fernando Díaz Giles, en Sevilla, en el teatro de San Fernando, y cantada por Isabel Sánchez Escribano, por el tenor Rosich y por Matías Morro, ópera que alcanzó allí un éxito rotundo; El sueño de Clarisa, comedieta original de D. Agustín. Remón, cónsul de la Argentina en Vigo, estrenada en esta población, por la compañía Puchol- Ozores, en el teatro Odeón, y El señor que se equivocó de cuarto, de Honorio Maura, y Comedianta, de Arturo Morí, dadas a c o n o c e r p o r Rosario Pino en Gíjón, en el Dindurra, con éxitos felicísimos para la gran actriz y para sus autores. Y mirando al extranjero, nos hallamos en Londres con el éxito de El príncipe Fasil, en el teatro Nuevo. FABIANA (SRTA. TITHERADGE) T EL PRINCIPE (SB. AIKLET) EN LA El príncipe Fasil, que en la COMEDIA EL PRINCIPE P A Z I L ADAPTACIÓN DE LA INSUMISA capital de Inglaterra está lo- DE F I E R R E FBONDAI, ESTRENADA EN Ex, TEATBO NUEVO, DE LONDRES grando grandes aplausos, no es más que una adaptación al inglés de La surge la comedia, que en muchos instante insumisa, de Fierre Frondai, obra en la que adquiere honda emoción dramática. Son prejuicios de raza y de religión los este autor pone frente a frente, encarnados en los personajes centrales de su comedia, que luchan y chocan; son la frivolidad eleFabiana y el príncipe, la psicología, las pa- gante, los caprichos de una mujer que se siones, los prejuicios que imperan en el oc- apasiona fuertemente por el hombre y por el misterio que le rodea en su vivir fastuoso, cidente y en el oriente. Fabiana, interpretada por la actriz seño- pero que añora la libertad y que por ella rita Magde Titheradge, representa el espíri- es capaz de cometer los más grandes sacritu del mundo occidental, así como el prín- ficios; y es la tradición, el concepto duro cipe Fazil a cargo, en la escena inglesa. el hermetismo, la poesía honda e ignorada del actor Sr. Ainiey CEnrique) encarna la del Oriente, fundidos en el príncipe, la mu vida y el alma oriental, y de la atracción ralla contra la cual Fabiana se estrella conn y del choque de estos dos tem- peramentos mujer y también contra la que se rompen to-