Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BARCELONA. E N E L PARQUE INAUGURACIÓN DE LA EXPOSICIÓN DE CANARIOS OROANIZADA POR LA SOCIEDAD FOMENTO DE LA CRIA DEL CANARIO (FOTO BRANGULl) La semana electoral ha sido animada; como no lo sea la jornada de votación, como la indiferencia sea la característica en los comicios y en las grandes capitales, Madrid y Barcelona las primeras, el derecho a quejarse quedará extinguido; el deber de reconocerse idiotas, indiscutible. Cesó el desfile de Madrid ante los escombros del incendiado Gran Teatro. Además de deplorar el siniestro ha maldecido de la indefensión en que le dejan las autoridades al tolerar que muchas de las salas de espectáculos carezcan de medios de seguridad (las hay con puertas practicables únicamente hacia el interior; es decir, en forma que no pueda salir alma viviente, si surge el pánico entre el púl) lico) pero de la lamentación no se pasa, porque unas veces a conciencia y otras irreflexivamente, Madrid ha de hacerse digno de su ejecutoria de muy heroica villa Cesó el lock- out en Madrid el miércoles; volvieron al trabajo muchos obreros que holgaban, y tornó a sus hogares la alegría que huyó de ellos para dejar plaza a la tristeza y al hambre cuando la obcecación llevó al paro forzoso o voluntario a los incautos que, atraídos por el bullicio de la Casa del Pueblo, se alejan de las lágrimas de la suya... Los jugadores de ajedrez, que son muchos en Madrid, aunque desde luego menos que los devo- tos de la oreja de Jorge, se han deleitado con las proezas del Sr. Capablanca, campeón del mundo en la práctica del honesto y pacienzudo recreo. Ha sostenido treinta partidas a la vez con los más reputados maestros del Casino de Madrid y el Círculo de Bellas Artes, y en todas se ha mostrado digno de sus laureles y hasta de su caballerístico apellido, que noble adalid de álbeo manteo y lanza en ristre ha de ser el que libre de asedio a reinas y dé copo a los reyes manejando a su arbitrio peones, caballos y torres almenadas. Han presenciado esas partidas muchos curiosos, incluso los que desconocen la marcha del juego, que es como oír leer la Biblia en inglés sin conocer la lengua de Shakespeare. La semana ha sido fecunda en acontecimientos artísticos musicales. Señalemos entre ellos el concierto de la Orquesta Filarmónica con el concurso del pianista Viñes, ilustre compatriota que honra a España en el extranjero, y un recital de guitarra de Andrés Segovia. que llena los teatros de púl) lico para admirar su labor estupenda, de la que sale dignificado ese instrumento eminentemente e. spañol, compañero inseparable de la jota, entonada como himno nacional frente al enemigo invasor y de los cantores que, en lejanas tierras, sintieron santas nostalgias regionales; instrumento, en fin, ultrajado y prostituido por la taberna y el lupanar, pero ennoblecido por la inspiración de los Tarraga, Llovet y Sor, que supieron hacer cantar a las cuerdas de la guita-