Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA DE ACTUALIDADES LA S E M A N A GRÁFICA C ASI repentinamento falleció el domingo último en esta corte el teniente general D. Ramón Echagüe y Méndez Vigo, que actualmente desempeñaba el importante cargo de presidente del Consejo Supremo de Guerra y Marina, habiendo ocupado ch distintas épocas los de capitán general de varias regiones, ministro de la Guerra y. otros de análoga consideración. Los Kcyes quisieron demostrar su afecto al finado y a la condesa del Serrallo, y estuvieron en su domic; io, rccando en la capilla ardiente y dando el pésame a la familia del finado. El ilustre general Echagüe fué el tercer conde del Serrallo. Llevaba este título (fundado en 1871. desde 1502, por muerte de su hermano D. Manuel, teniente coronel de Artillería, que estuvo casado con doña María Antonia de la Gándara, hija del teniente general de este apellido. Por cu madre, pertenecía fel finado a otra ilustre familia. Era hijo de doña María de las Mercedes Méndez de Vigo Osorio García de San Pedro y Zayas, hija de los condes de Santa Cruz de los Manueles, y nieta, por la línea materna, de los marqueses de Álcañices y de los Balbases, duques de Alburquorque y de Algete, Estaba casado, con una distinguida y respetable dama, muj estimada en la sociedad de Madrid: doña María Manuela de Urh ina y Ceballos Escalera, hija del genera! D. José de Urbina, perteneciente a la casa de los condes de Cartaojal, y de doña Julia de Ceballos Escalera y de la Pezueia, hija del teniente- general Ceballos Escalera, y sobrina del conde de Chcstc. El entierro se verificó el lunes último. Rindieron honores un batallón de Saboya, cuyo regimiento fué el últiuip Cuerpo que mandó el finado siendo coronel, y dos escuadrones de Lanceros del Príncipe. A las dos y media se puso en marcha la fúnebre comitiva con grandes dificultades, pues la calle de Sagasta, donde vivía. el general, y la inmediata plaza de Santa Bárbara estaban totalmente ocupadas por las comisiones y concurrentes al entierro. Abría la marcha el coronel Castell con sus ayudantes, y detrás los gastadores, banda y las compañías de Sabo 3 a con bandera. Seguía la parroquia con cruz alzada, y detrás el cadáver en un sencillo coche fúnebre tirado por seis caballos. Al estribo derecho marchaba el general Zabal. y a ios costados los ayudantes y parientes del general. Constituían la presidencia el infante D. Carlos, el marqués de la Torrecilla, en representación de Su Majestad el Rey; el marqués de Castell Rodrigo, en la de la Reina doña Cristina; los generales Aznar, Pluertas y Weyler, y los S res. La Cierva, marqués de Santillana, García Prieto, Cabriñana 3 marqués de Rozalejo. Detrás marchaban todos los generales residentes en Madrid, las Comisiones militares, muchos políticos y seguramente cuantos oficiales hay en la corte. Cerraban la fúnebre comitiva los dos escuadrones del Príncipe y los coches de la Casa Real y concurrentes al acto. El entierro resultó una imponente manifestación de duelo por la calidad y número de las personas que acudieron a rendir al cadáver el último tributo. -n i A I1 FALLBCIMIEXTO D E L G E N E R A L ECHA- GÜE E N MADRID PACO DEL ENTIEKKO DEL CONDE. DEL güREALLO, POK. LA PCERTA- DEL. SOL; EN CIRCULO, BETP. ATO DEL ILUSrP. E F i (FOTOS ZEGM Y i r: ii m