Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A- iv -im BOCETO DE DECORACIÓN. DE BUSATO, PARA EL ACTO CUAKTO DE LA OPERA IL KE DI LAHORE JORGE BUSATO POR A. FERNÁNDEZ G iORGio Busato ha muerto. ABC nos lo comunicó, rindiendo un recuerdo al gran maestro de la pintura escenográfica. ¡Pobre maestro! ¡Quién había de pensar que fueras á rendir el tributo á la tierra tan lejos de nosotros, en país tan extraño, en donde tan extranjero eras, quitándonos el triste consuelo de sepultar tu cuerpo, cubriéndole para siempre esta ti. rra española, q u e p o r t u voluntad y amor á e l l a elegiste como tu segunda Patria! La vida del arte escenográfico, allá en la mitad ael pasado siglo, en España se desenvolvía de un modo arcaico, y nparte de ciertas m a n i f e s t a c i o nes dadas por el pintor D. F r a n c i s c o Aranda, hom b r e de gran temperamento de artista, todoi seguían las huellas de la e s cuela italiana, bajo las normas de Sanquirico, llenas d e pobreza y convencionalismo. En esos años vino á Madrid, contratado p o r la empresa del teatro Real, el signor Ferry (Augusto) y entre su- j ayudantes, todo? hueJORGE ñi imos artistas, figu- raba en primera línea Giorgio Busato, que, más que un operario de su taller, era su colaborador, tanto, que muchas veces hacía Busato los bocetos de paisaje que había de pintar el propio Ferry. Busato. i A h! Busato no era un razonador ni ur colorista como Francisco Pía, gran pintor escenógrafo, que también en aquellos días se repatrió de París, en donde hizo sus estudios al lado- del inmenso M. Cambon. No llegó, en mi humilde opinión, al estado perfecto de P í a pero c o m o compositor, como hombre de teatro, de i m a g i n a ción y grandísimo instinto de artista maravilloso, f á c i l en concebir y en ejecutar, no creo que n a d i e haya llegado ni á igualarle siquiera. La venida de BusaTo á España marca el renacimiento del arte le la decoración escénica, y su retirada, el término de una época g l o r i o s a de florecimiento. A ú n existen muchas de sus crea ciones, particularmente en el teatro Real: l) ero, con ser tantas y tan bellas, no os dará su contemplación una EDSATO idea exacta de lo que