Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I? í 7 nUcJER íIíie? TS? T vamente bajas, en el momento que uno se detiene se produce una transpiración que podría ser muy perjudicial llevando ropa de hilo. Lo esencial y de mayor interés, al pensar en equiparse para tomar píu te activa en el sport alpino, es procurar reunir lo higiénico y cómodo á lo bonito. Por consiguiente, primero, Cjue todo sea de lana; después, que sea flexible, para que se adapte sin entorpecer los movimientos, y, por último, elegir con preferencia el tono blanco. Es el que mejor armoniza con el paisaje, y el más á propósito para servir de marco á una carita expresiva y roja como una am- nola. lista de socios. Es de esperar que el número de entusiastas vaya en aumento, y que el Club Alpino Español llegue á ser uno de los más numerosos, ya que, por su reglamento y dirección, es uno de los mejor constituidos. DE TIENDAS sibaritismo moderno el deseo libre E: 1 de la presencia de los ycriados el de versetiem mayor po posihle. ha hecho que la industria alemana í l ft: V; 1 s I SP 1 I V. Elegante y severo gabinete de caoba con fondo pintado. Se compone de un pequeño csecreter nn confidente, dos sillones y varias sillas volantes La tapicería es de terciopelo verde Imperio Fot. Costnia. En España, casi no se conocía este deporte, y entre las señoras, todavía menos. Las excursiones sobre la nieve y la ascensión á las montañas cubiertas de hielo, parecían reservadas únicamente á las mujeres del Norte. Desde hace pocos años, esta afición empezó á aclimatarse entre nosotros, se fundó el Club Alpino Español, y lo que al principio era mera curiosidad, se convirtió después en loco entusiasmo, siendo hoy bastante considerable el número de señoras y señoritas que figuran en la ofrezca al público varios cachivaches, muy útiles para el primer almuerzo. No recuerdo si ya en otra ocasión hablé del convoy, conocido entre los ingleses con el gracioso y apropiado nombre de dumbwaiter, que se coloca en el centro de la mesa y, como es giratorio, permite á todos los comensales tomar manteca, sal, mostaza, pimienta, aceite, vinagre, etc. etc. Ahora voy á describir otros dos objetos nuevos é igualmente prácticos. Primero, unas parrillas para tostar el pan en la mesa; tic-