Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Dos años después de esto mató por frimera vez en Montoro unos becerros, en unión del hermano de Mojino, en el mes de Octubre. La primera cogida la sufrió el día S de Septiembre de 1907, en Jerez de los Caballeros, alternando con Manolete, en una novillada de Albarrán. Fué este bautismo, de sangre un puntazo en la boca. Poco á poco se hizo novillero de algún nombre, y después de rodar por esas plazas de Dios, debutó en Madrid el día 22 de Agostó del ano 1909, en una corrida en la que Dominguin, Lorabardini, Pedro López y élj debían estoquear siete toros de Surga y uno de Campos. Por ser de noche cuando salió el octavo, no mató más que ün toro de Sufga al que dio, desptíés de una estocada torcida, otra superior que se le premió con una ovación. Dejó buen sabor de boca; se esperaba que volviera poí aquí y esta es la fecha qué no le hemos vuelto á ver. Ad. emás de la cogida ya referida, tuvo otras en Piedrabuena, Cartagena y otras plazas; pero la más importante de todas las que ha sufrido hasta ahora, ha sido la que el 13 de Mayo de este último año sufrió en La Carolina; fué una gran cornada en el pecho que hizo temer por su vida, de la due tardó én curar setenta días. Ésta es la breve historia de un novillero cordobés á quien, por ahora, l e t i e n e n cerradas l a s puertas de Madrid. DULZURAS. AVERIGUADOR TAURINO ENTRE PARÉNTESIS TnSta sección, que por cierto tiene muchísimos lectores, tiene también muchísimos inconvenientes y dificultades, y, además, acarrea no pocos disgustos- pues unas veces se disgustan los preguntadores porque no se les contesta á vuelta de correo, y otras se consideran ofendidos algunos lectores, no siempre con justo motivo. En el número- correspondiente al día 7 de Enero se contestaba á varias preguntas que: había: hecho un lector de Alcalá de Henares, una de ellas acerca de en qué. plaza había tenido Machaquito- que salir custodiado por la Guardia civil. Al contestarle dije que no lo sabía; pero seguramente habría sido de la de Zaragoza, donde se cultiva mucho este sport, y raro ha sido el espada que se ha escapado sin serias amenazas. Esto ha motivado el que se me haya dirigido el día 20 una carta con 45 firmas, en la que suponen que hay una ofensa para toda la afición de. la provincia de Zaragoza. Me cumple y me place hacer constar que no me he referido, que no he dicho nada de toéa la andón, pues allí hay muchos aficionados sensatos que serán los primeros en lamentar la repetición de varios casos parecidos al que se me consultaba. En efecto, fué de la plaza de Zaragoza de donde salió Machaquito protegido por la Benemérita, el día io, d 6 Mayo de 1908. Estuvo muy desacertado en la muerte de dos toros de Guadálest, y le dieron una bronca justa. El hermano d d diestro, y puntillero dé su cuadrilla, se extralimitó en ciertas manifestaciones contra los que más gritaban, y esta actitud de José dio motivo á qtíe un grupo, que no representaría á la afición toda, una pequeñísima parte de los espectadores, quisieran agredir á Rafael é intentaran cortarle la coleta, por lo que tuvo que ser auxiliado por la fuerza pública. Ocho días antes de este suceso fué visitado Ricardo Torres (Bombita) por un pequeño grupo de aficionados, ó solamente asistentes á la corrida, que, seguramente, no llevaban la representación de la afición sensata y noble de Zaragoza, y le dijeron que si no se portaba bien, le cortarían la coleta. A esto contestó Ricardo que si le cogían por la espalda más de uno, lo conseguirían, no sin que él procurara defenderse, y como insistiera uno de los visitantes, el torero de Tomares dio cuenta al gobernador civil de lo que podía ocurrir. Mucho antes de ésto el espada. Gallito: se negó un día á matar uno de sus toros y fué perseguido fuera de la plaza, también con la amenaza del corte de coleta, por unos cuantos individuos, ninguno de los cuales, per- tenecería á la verdadera afición zaragozana. Le amparó la autoridad. El día 7 de Mayo del año último, toreaba una novillada Celita, y porque el presidente no accedió á que fuera retirado un toro, se echaron al ruedo unos veinte individuos y quisieron agredir al espada. Que este acto fué injusto, lo demuestra el hecho de que los verdaderos aficionados, la mayoría del público de Zaragoza, desagraviaron públicamente al modesto y valiente torero. Dé lo ocurrido en las últimas fiestas del Pilar, no digo nada porque son muy encontradas las versiones y no puedo hacer afirmación alguna. Soy el primero en lamentar que en plaza tan importante exista un núcleo que realice esos actos con tanta frecuencia, y nunca he dicho, ni querido decir, que toda la afición se dedique á eso que he llamado sport, no por chiste, sino por no llamarlo algo peor. A la gran mayoría de aquél público no hay nada que decirle; á los que obran mal, todo lo que se Íes diga es poco. Nada más tengo que decir de este asunto y doy por no leído un párrafo de la carta, que los autores y yo sabemos cuál es. DULZURAS: Un suscriptor taurómaco de BLANCO Y NEGRO. -Desde los tiempos de Cuchares ha habido muchos toreros que han ejecutado la suerte de recibir. Por la época aquella, hasta hace treinta años, han recibido todos ó casi todos, unos con más frecuencia y más arte que otros. De los que hemos conocido, han recibido Bocanegra, Frascuelo, Cara Ancha, Hermosilla, Guerrita, Jerezano Félix Velasco, los hermanos Emilio y Ricardo Torres, Cúrete, Bienvenida y alguno más; pero, en realidad, de quince años á esta parte apenas se reciben toros, de lo que quizá sea culpable el público y la crítica, porque no se tolera el menor defecto en la ejecución de la suerte, que es difícil y de gran mérito, por lo que se debía alentar al jue sólo la intentara. Sr. D. J. L. M. Silla. -Ya se ha dicho varías veces que la fecha de la alternativa de Ricardo Torres en Madrid fué la del 24 de Septiembre de 1899; los toros fueron de Veragua, e! otorgante fué el espada José García (Algabeña) y les acompañó el malorado diestro madrileño DonánguiWt u trabajo de aquel día fué, en conjunto, bueno. Sr. D. R. B. Diez. -El espada cordobés José Rodríguez (Bebe Chico) alternó el dí. a de su doctorado en Madrid con Minuto, y los toros fueron de Peñalver. La fecha, lo mismo de éste que de todos los espadas, que trabajan en la actualidad, se ha dicho en estas columnas, en el nútn. 1.060. Conejito tomó la alternativa en Linares, el 5 de Septiembre de 1895, de manos de Guerrita, y la confirmó en Madrid el día 8 de Mayo de 1898, de manos de Lagartijillo, con ganado de D. Vicente Martínez. El año anterior toreó un- a corrida alternando c n Minuto, no quiso aceptar los trastos de manos de Enrique Vargas, y el público le abroncó, y no volvió hasta que se avino á estoquear el primer toro cedido por el primer espada, 1 espada de novillos Florencio Martínez, mal apodado Gallito de Valencia, debutó, en Madrid el 27 de Enero de 1901, alternando con Saleri y Cocherito en la lidia de seis toros de Trespa lacios. Su trabajo agradó en algunas cosas, y muy especialmente en un cambio de rodillas superior que dio á uno de los toros. f