Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mMüdER mm Tí poco carecería de interés un baile del año 1830. Nuestro Museo nacional, uno de los mejores del mundo, encierra verdaderas jovas que podrían servir de modelos para hacer disfraces que no se limiten á favorecer, sino que, á la vez, sean reproducciones artísticas. E n la sala de Velázquez hay dos preciosos retratos de doña Margarita y doña Mariana de Austria. De Goya tenemos dos retratos, uno de busto y otro de cuerpo entero, de la reina María Luiba, y el cuadro titulado La familia de Carlos n el retrato de los duque Je Osuna y el de doña Tadea Arias de Enríquez, que es una mcjnada. E n los cuadros La vendimia y El pelele hay unas figuras de mujer muy bonitas, y en el F mr tf- ir i Sin necesidad de recurrir á las cortes extranjeras, ni de resucitar la época du Roi soleil de la marquesa de Pompadour y de la infortunada Marie Antoinette, que son siempre las predilectas y obligadas en todo baile de máscaras, y huyendo, por supuesto, de las aldeanas bretonas suizas, tan cclumniadas la mayor parte de las veces, tenemos épc- as muy bonitas que reconstituir Empezando por los comienzos del siglo X V I con el reinado de doña Juana la Loca, y siguiendo con los reyes de la Casa de Austria, encontramos la de Carlos I, quinto emperador de Alemania, v la de Felipe I V Luego, pasando á la dinastía de los Borbones, la época de Carlos I V es muy bonita, y tam-