Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i- J- J l- jiCfíffi sss T ÍL IM: r f LOS REZAGADOS -Ir por esos pueblos de Castilla, esquivos, entre húmedas tapias y obscuros casones, buscando con tristes ojos pensativos el romanticismo de los callejones. Tener una novia que al blando reflejo vespertino, salga, de luto vestida, á mirarnos mucho, desde el balcón viejo de una vieja casa semiderruída. (Desde el balcón vasto, donde, con suprema íc- olicie, hila un gato sus ensueños quietos y flota un perfume como de alhucema, y reina un mutismo lleno de secretos... Oir las campanas de los monasterios, en la az undosa, mientras que derramas, i oh, divina tarde! todos tus misterios, eifl la mansedumbre de los panoramas... Por la noche, en íntimo rincón apartado, del velón antiguo so la luz escasa, componer el verso puro y delicado que leerá la novia del traje enlutado, es el balcón viejo de la vieja casa. -Y mientras, la vida, sus aguas potentes va rodando al margen de tu ilusión yerta, en claras, fecundas y nobles corrientes, i Y tú no la miras! ¡Y tú no la sientes! Poeta, despierta! ¡Despierta, despierta! De la musa páHda deja los hechizos, ao beses sus labios (que besan tan quedo... no alises el oro tenue de sus rizos, huye de sus grandes ojos enfermizos. -Amigo, i qué quieres! ¡No puedo... no puedo... AMADO Ñ E R V O i