Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 a antigua y primitiva casa Cuevas- Valsoa que tan alta reputación ha conquistado con la venta de su famoso regenerador del cabello, ha introducido importantísimas mejoras en la fabricación f explotación de su infalible preparado, según pueden comprobar nuestros lectores con la presente información gráfica. P a r a distinguir el T uevas Valsoa de todos sus smulares y del smnumero de Imitaciones de que ha sido objeto desde su aparición, D. Antonio González de las Cuevas, propietario del negocio, ha dispuesto que la palabra industrial FRICCIOL, se use como distintivo del específico, y, asimismo, la gerencia ha acordado fijar nuevos precios, que, en adelanle, serán: 15 pesetas, frasco grande, y 10 pesetas frasco pequeño, aumentándose á estos precios 5 pesetas en los frascos que se vendan para el extranjero y 2 pesetas en los envíos directos á pro. vincias, -oara gastos de portes y embalajes. Por nuestra parte, y conocida la fama del FRICCIOL, antes Cuevas- Valsoa poco hemos de añadir, pero sí recogeremos la impresión general del público, que afirma y proclama que dicho específico no fíí Oíicinas. Sección de correspondencia y ci ntabilidad de la casa Cuevas Valsoa Fots. Goñí. tiene rival para curar la calvicie y regenerar el cabello, siendo el producto más serio, racional y científico que se conoce, y el que da más infalibles resultados en el tratamiento de las afecciones del cuero cabelludo. La nueva casa del FRICCIOL Cuevas- Valsoa se ha instalado en esta corte en la plaza de Matute, número 9, estando montadas sus secciones y dependencias con verdadera suntuosidad. Es ésta una de las casas que honran á la industria española, y por ello debemos congratularnos ya que la fama del FRICCIOL ha logrado traspasar las fronteras, como premio justo de sus indiscutibles méritos. En adelante se expenderá el FRICCIOL en todas las buenas farmacias, droguerías y perfumerías de España y América, y recomendamos al público la mayor atención en el examen de la nueva marca de fábrica (cuyo facsímil publicaremos oportunamente) á fin de evitarle que sorprendan su buena fe con las numerosas imitaciones y productos similares al FRICCIOL que se fabrican.